Falleció el arqueólogo Carlos Castañeda López

Castañeda López se distinguió por sus investigaciones en Guanajuato, al frente de los proyectos arqueológicos en los sitios de Plazuelas, en Pénjamo, y Peralta, en Abasolo.

Ciudad de México

El arqueólogo Carlos Castañeda López, quien se distinguió por sus investigaciones en Guanajuato, al frente de los proyectos arqueológicos en los sitios de Plazuelas, en Pénjamo, y Peralta, en Abasolo, falleció a los 62 años.

En un comunicado el Instituto Nacional de Antropología e Historia dio a conocer el deceso del especialista que ingresó a esa institución en 1980. Actualmente estaba adscrito al Centro INAH de Guanajuato, donde sus investigaciones le permitieron plantear nuevas hipótesis que ubicaban la importancia de la arqueología en el estado, desconocida hasta hace algunas décadas.

Originario de Córdoba, Veracruz, fue maestro en Ciencias Antropológicas con especialidad en Arqueología por la Facultad de Antropología de la Universidad Veracruzana. Asimismo, curso la Maestría en Restauración, en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Guanajuato.

Trabajó en diferentes regiones de Mesoamérica y desde 1979 se dedicó al estudio de la población prehispánica del Bajío. Fue coordinador del Proyecto Arqueológico Plazuelas desde 1998 y responsable del sitio entre 2006-2007 y 2012-2016, el primero abierto al público en Guanajuato en 2006, del que destacan los detalles constructivos de las llamadas "casas tapadas" y que fue habitado alrededor de 450 a 700.

Desde 2012 fue responsable de la Zona Arqueológica de Peralta, en el municipio de Abasolo, considerada uno de los sitios rectores de la llamada Tradición del Bajío, que tuvo su desarrollo entre 300 y 700.

Colaboró en los proyectos arqueológicos Tula (1976-1977), Gasoducto (1978-1979), Caracol (1979) y en el Atlas Arqueológico de Guanajuato, con el Centro Regional Guanajuato-Querétaro, a partir de 1979. También fue investigador de las diversas regiones arqueológicas del estado, a través de la Protección Técnica y Legal del Patrimonio Arqueológico de Guanajuato.

En julio del año pasado participó en el montaje de la exposición Guanajuato. Arqueología revelada, en el Museo de Arte e Historia de esa entidad, en la ciudad de León, que ofreció un compendio de varios años de investigación en zonas arqueológicas del estado.

Entre sus principales estudios destacan "Las maquetas de Plazuelas, Guanajuato", publicado en la revista Arqueología Mexicana, serie tiempo mesoamericano IV, Vol. VIII, Núm. 46, (Editorial Raíces, México, noviembre-diciembre 2000), así como "Petroglifos de la cuenca media del Lerma", en coautoría con Rosa Brambila, incluido en el libro Expresión y memoria: pintura y petrograbado en las sociedades del norte de México, coordinado por Ana María Crespo y Carlos Viramontes (INAH, 1999).

Otro de sus textos es "Elementos para la discusión de una frontera. La arquitectura de Plazuelas", publicado en la memoria Antropología e Historia del Occidente de México, como parte de la XXIV Mesa Redonda de la Sociedad Mexicana de Antropología, de la UNAM, en 1998.

También ofreció las ponencias "Las piedras grabadas de Plazuelas", presentada junto con Gladis Casimir en el III Coloquio Internacional sobre Otopames, en Toluca, Estado de México, en 1999; y "Los caracoles de Plazuelas, Guanajuato", que dictó con María Elena Aramoni en el III Congreso Internacional de Circuncaribe, ciudad de Panamá, en el año 2000.

Asimismo, participó en el IV Congreso Centroamericano de Antropología, en Xalapa, Veracruz, con el tema "Las piedras sagradas del Bajío", en 2002, y en el IV Coloquio Guatemalteco de Arte Rupestre, en la ciudad de Guatemala, con el tema "Las ciudades escondidas de Plazuelas", presentado con María Elena Aramoni, en 2003.