Tres grandes en la FIL del Palacio de Minería

Durante la fiesta del libro capitalina, se le rindió homenaje a Octavio Paz, Efraín Huerta y José Revueltas, en el centenario de su natalicio.
Los tres poetas mexicanos cumplirían cien años de vida.
Los tres poetas mexicanos cumplirían cien años de vida. (Especial)

México

Los escritores David Huerta, Javier Perucho y Adriana Jiménez, integrantes de la comunidad de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), rindieron anoche un pequeño homenaje a Octavio Paz, Efraín Huerta y José Revueltas.

Como parte de las actividades de la XXXV Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM), cada uno de los autores recordaron brevemente a los homenajeados, en el marco del centenario de su nacimiento.

Javier Perucho habló sobre el escritor, guionista y activista político José Revueltas (1914-1976) y su relación con los chicanos, los migrantes, los pachucos y los indocumentados en la literatura mexicana del siglo XX, así como de su novela Los motivos de Caín.

Dijo que esa publicación, que tiene como trasfondo el conflicto bélico de la guerra de Corea, fue concebida durante la segunda estancia de Revueltas en la frontera norte.

"En sus memorias, Revueltas termina de delinear el perfil del desertor, protagonista de los motivos de la obra", indicó.

Según Perucho la importancia de Los motivos de Caín radica en que es "la primera novela chicana publicada sería ofrecida al público".

Género que definió como una expresión artística de alta cultura, que nació como una fuente de la literatura estadounidense, "pero hoy es un proceloso río que desemboca en el ese mediterráneo que es la literatura anglosajona".

Por otra parte, dijo que la literatura escrita por chicanos y otras minorías latinas, ha de considerarse como una prolongación de la literatura mexicana e hispanoamericana.

Mencionó que en Los motivos de Caín no sólo plantear un problema filosófico y moral, el primer crimen del hombre, además expone el deterioro de una sociedad y la corrupción del mundo.

En su oportunidad, Adriana Jiménez dio lectura a fragmentos de la obra poética de Octavio Paz (1914-1998), entre ellos de Piedra del Sol, versos que fueron celebrados por los presentes.

Por último, David Huerta habló de los 70 años de la publicación de la obra Los Hombres del Alba, escrita por su padre Efraín Huerta (1914-1982).

Comentó que se trata de un aniversario que no está muy presente y recordó que dicha obra, fue publicada en 1944 por la entonces editorial Geminis, animada por el editor Rafael Solana quien escribió el prologo.

Dijo que este libro que se publico años después, en 1968, es un texto importante emblemático dentro de la poesía mexicana.

Recordó que años después, en 1988 el Fondo de Cultura Económica (FCE) publicó una obra titulada Poesía Completa de Efraín Huerta, misma que según David, "no lo era", pues muchos de los poemas de su padre "inéditos" aparecían en varios revistas y diarios.

"Entonces, hay tres momentos muy notorios en la historia editorial de 'Los hombres del Alba': el año 1944, el 1968 y la Poesía completa", indicó.

En su intervención, el también poeta continuó con el relato de la historia de dicha publicación, que contenía además, un autorretrato hecho en tinta, acompañado por una estrella comunista y con la fecha 1935-1944, periodo a los nueve años de composición de dicha publicación.