La FILIJ cambia de sede

La Feria del Libro Infantil y Juvenil se mudará con el propósito de recibir a más visitantes.
Niños en la FILIJ
Niños en la FILIJ

México

Desde hace algunos años, el Centro Nacional de las Artes (Cenart) comenzaba a ser insuficiente para albergar a la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ) y sus más de 400 mil visitantes, número límite dentro de los lineamientos de Protección Civil.

Por ello, en la Dirección General de Publicaciones de la Secretaría de Cultura han elegido el Parque Bicentenario para albergar a uno de los encuentros editoriales más importantes en el ámbito hispanoamericano. Se espera que en este espacio sea posible atender a la creciente cifra de asistentes y, al mismo tiempo, brindar espacio a un mayor número de talleres y demás actividades de fomento a la lectura. En su nueva sede, la FILIJ tendrá a su disposición 50 mil metros cuadrados —40 por ciento más espacio del que ocupaba en el Centro Nacional de las Artes (35 mil metros cuadrados)—.

Otro de los propósitos del cambio de sede es promover la oferta cultural en otra zona de la Ciudad de México y, con ello, atraer a nuevos públicos. Ubicada al norponiente de la capital del país, la FILIJ incidirá directamente en la población de las delegaciones Miguel Hidalgo, Azcapotzalco, Gustavo A. Madero, Cuauhtémoc y Venustiano Carranza, además de algunos municipios del Estado de México como Naucalpan y Tlalnepantla. El corredor cercano a la sede incluye colonias emblemáticas: Centro, Roma, Condesa, Santa María la Ribera y San Rafael, entre otras.

Con un crecimiento exponencial de visitantes, que tan sólo de 2014 a 2015 pasó de 360 mil a 411 mil, la FILIJ tiene como meta mantener esta tendencia con una renovada estrategia, la cual incluye una nutrida participación del País Invitado de Honor: Alemania, nuevas formas de acercamiento a los libros y la experiencia lectora, así como un amplio programa de encuentros para profesionales.

Para conseguir sus nuevos objetivos, la Secretaría de Cultura unirá esfuerzos con las secretarías de Educación Pública (SEP) y de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), además fortalecerá sus vínculos con diversas instituciones educativas y culturales.

Los microescenarios naturales específicos con los que cuenta el Parque Bicentenario permitirán jugar y crear nuevas propuestas que, con la colaboración y experiencia de la Semarnat, incluirán ejes programáticos de cultura ambiental y de cuidado de los recursos naturales.

Para la edición 36 de la FILIJ, se planea, por ejemplo, atender a más de 30 mil niños y jóvenes —un crecimiento de por lo menos 50 por ciento en relación con 2015— a través del programa de visitas escolares. Además, mantendrá su presencia en el Centro Nacional de las Artes con diversas actividades y extenderá su programa a otros espacios, como el Centro Cultural del Bosque, la Biblioteca Vasconcelos y el Centro de las Artes de San Agustín Etla, en Oaxaca.

El acceso principal al Parque Bicentenario se encuentra a unos pasos de la estación Refinería de la línea 7 del Metro; cuenta con cuatro áreas de estacionamiento con capacidad para 1,750 autos; espacios de estacionamiento para bicicletas y ocho zonas con aproximadamente 120 sanitarios. La infraestructura y el diseño del parque facilitará la circulación y control de acceso de visitantes y, por tanto, su seguridad durante los días de mayor afluencia.