Le dan la bienvenida a Argentina para la FIL Guadalajara 2014

La cultura argentina ya había estado en la Feria Internacional del Libro pero en el año 1997.
Bienvenida a Argentina en la FIL
Bienvenida a Argentina en la FIL (@FILGuadalajara)

Guadalajara

Adiós Israel. Bienvenida Argentina. Antes de que terminara de manera formal la edición 27 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, se hizo una ceremonia simbólica en la que se le dio la bienvenida al país sudamericano como país invitado de honor para el 2014.

“Es nuestro pariente cercano, un hermano del sur que ya conoce el camino de nuestra casa: Argentina, ese vasto país sudamericano con quien tenemos tantos vasos comunicantes, los históricos y los activados por el intercambio constante que hoy existe entre nosotros”, destacó Raúl Padilla López, durante el acto.

En la ceremonia se recordó que ya se había recibido a la cultura argentina en la FIL Guadalajara, en 1997, pero se trata de un país diferente, que “ya ha recorrido un largo camino, transformaciones sociales y culturales, que se expresan en todas las áreas de expresión y del pensamiento”.

Con esas transformaciones, la apuesta será por reavivar la lectura de los iconos de la literatura de aquel país, pero también de los autores que hoy día conforman una tradición fuerte y dinámica: de Julio Cortázar, Jorge Luis Borges o José Hernández, a Ricardo Piglia, Luisa Valenzuela, Ana María Shua y Alan Pauls.

En la ceremonia, Magdalena Gailasse, directora general de Asuntos Culturales de la Cancillería Argentina, se comprometió a renovar la antorcha legada por Israel, traer la identidad argentina: la idea es traer como eje de la presencia nuestra cultura, la identidad y la diversidad.

“No queremos ser más el país europeo de América Latina, que hace rato queremos dejar de lado la mirada euro-céntrica que marcó nuestra cultura: somos orgullosamente latinoamericanos, tanto que cuando los organizadores de la feria me preguntaron cuál sería la temática, dije a boca de jarro: Latinoamérica y su lugar en el mundo.”

La intención es demostrar que tanto México como Argentina, deben dejar de mostrarse como países periféricos y emergentes gracias a la cultura, que en este mundo debemos llevarla como estandarte de soberanía.

Y antes de que el tango comenzara a escucharse en el Salón Juan Rulfo de la Expo Guadalajara, la embajadora de Argentina en México, Patricia Vaca, se comprometió a responder con pasión, amor y profesionalismo, para que la presencia cristalice el afecto, el respeto, la hermandad histórica, política y literaria, “que por siempre nos ha unido”.