Suiza hace su arribo como invitado de honor del FICG 2016

Con El beso de Tosca dio inicio el ciclo Joyas del cine suizo.

Guadalajara

El ciclo Joyas del cine suizo se inauguró en el Cineforo de la Universidad de Guadalajara (UdeG) frente a casi 200 asistentes de variadas nacionalidades que disfrutaron de la película El beso de Tosca. Este programa especial sucede como antesala de la edición número 31 del  Festival Internacional del Cine en Guadalajara (FICG) 2016. Para formalizar la presencia del que será el país invitado de honor, la cónsul suiza, Ursula Stump estuvo presente en el evento que arrancó con la ponencia de la crítica de cine y columnista de MILENIO Annemarie Meier, quien hizo una revisión en la conferencia titulada Mirada retrospectiva sobre temas, estilos y autores del cine suizo.

En el evento, la representante del consulado reafirmó que durante el FICG se contará con las “joyas del cine suizo” y recordó que Suiza había sido invitado de honor en este festival previamente hace aproximadamente una década.  Por otra parte reconoció que  los directores suecos tienen poca fama en territorio mexicano pero reiteró que tiene “la esperanza de cambiar este hecho a través de festivales como este”.

Meier recapituló la trayectoria del cine sueco que se fortaleció durante la Segunda Guerra Mundial cuando los alemanes tuvieron gran presencia en Suecia y cobró mayor importancia en los años 60 cuando diferentes cineastas se reunieron para crear un manifiesto, sin lograrlo, en torno a la multiculturalidad que vivía y sigue viviendo Suiza. 

Annemarie Meier aseguró que la diversidad del país enriquece todas las áreas artísticas, incluido el cine, el cual, en los últimos años ha estado estrechamente ligado con el cine latinoamericano; resaltó que existen películas suecas filmadas en la Ciudad de México. “El cine suizo se cuelga del cine del resto del mundo, casi no se encuentra en Suiza pero sigue siendo suizo”, reconoce Meier. 

Para finalizar la charla, aseguró que la película del director Daniel Schmid que está por presentarse, recurre a un tema constante del cine suizo: los adultos mayores. Para ella, Schmid crea un cine “bastante personal, con personajes complejos y completos, cuenta con una fotografía excelente y es perfecta para abrir el apetito del festival”, sentenció.

El FICG celebra el 70 aniversario de las relaciones diplomáticas entre Suecia y México. El Cineforo de la  UdeG contará con películas suecas hasta el 10 de febrero todos los días con funciones a las 16:00, 18:00  y 20:00 horas. Este luenes se presenta L’invitation, de Claude Goretta y mañana Les petites fugues.