“Extraños en un tren” se encuentran en el Teatro Nazas

Plutarco Haza, Kika Edgar, Héctor Suárez Gomís, Carlos Ignacio, Silvia Mariscal y Wdeth Gabriel estuvieron a cargo de contar la historia del doble asesinato.
Una historia que lleva la límite.
Una historia que lleva la límite. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

La vida da oportunidades a cada paso. De todo tipo. Esa fue parte de la premisa de la obra de teatro "Extraños en un tren", original de Patricia Higsmith y que fuera una película dirigida ni más ni menos que por Alfred Hitchcock en 1951.

"Es un placer participar en esta obra por que es para mí un género que no había tocado", indicó Carlos Ignacio.

La peculiar trama adaptada al teatro se presentó la noche de este jueves en el Teatro Nazas en dos funciones. El elenco de primerísimo nivel, actores excelentes, hicieron gala de su arte interpretativa. 

Dos hombres se conocen en un tren, uno es relativamente famoso y el otro no. Pero llega un punto en el que uno le propone al otro, un doble asesinato. Con una peculiaridad: cada quien mataría a la persona más odiada por el otro. 

Plutarco Haza, Kika Edgar, Héctor Suárez Gomís, Carlos Ignacio, Silvia Mariscal y Wdeth Gabriel estuvieron a cargo de contar esta historia. 

En entrevista previa a la segunda función, Plutarco Haza, se dijo contento de estar en La Laguna y destacó que esta obra de suspenso tiene ya más de un año en cartelera en la capital. 

"Mi personaje piensa que el otro está bromeando y resulta que es en serio. Él va y mata a mi ex esposa y me pide que mate a su padre. A partir de ahí todo se vuelve una montaña rusa", dijo. 

En la vida que es un camino el ser humano se encuentra todo el tiempo con extraños que a veces llevan a sorpresas agradables o desagradables. Pero es parte de ello. 

Acostumbrados a verlo en papeles cómicos, el actor Carlos Ignacio da un viraje en su carrera al presentarse en esta pieza teatral. 

"Es un placer participar en esta obra por que es para mí un género que no había tocado, el suspenso y aparte acompañado con estos talentos. El más viejito soy yo". 

Es posible que no se esté acostumbrado a la sordidez de una propuesta como la que hacen los extraños, al menos no desde la cercanía.

Los diarios presentan en la nota roja, hechos que son ya consumados tras la conspiración, planeada o improvisada. 

Un doble asesinato con una peculiaridad: cada quien mataría a la persona más odiada por el otro.

Y si bien hace falta que la gente se ría, también es necesario forjar un público de obras fuertes, densas, como esta, que ofrecen la gama del alma humana, desde el abismo, hasta la cima. 

Salieron a escena los actores Héctor Suárez y Plutarco Haza. El vestuario indicaba tácitamente sobre el bueno y el malo, uno de blanco y otro de negro. 

La historia transcurrió. No es sencillo este trabajo, pero los actores fueron los artífices ideales para contar como es que de un momento a otro, todo se puede convertir en nada. Y desde luego, los aplausos fueron fuertes y de pie.