Exponen la majestuosidad de la luz en el Polyforum Siqueiros

En la amplitud de la luz: Fotografías de Megs Inniss Suárez fue inaugurada anoche en la galería central del centro cultural, y puede ser visitada hasta el próximo 26 de noviembre.
'En la amplitud de la luz: Fotografías de Megs Inniss Suárez', exposición en la galería central del Polyforum Cultural Siqueiros.
'En la amplitud de la luz: Fotografías de Megs Inniss Suárez', exposición en la galería central del Polyforum Cultural Siqueiros. (Cortesía Polyforum Cultural Siqueiros)

Ciudad de México

Un total de 25 fotografías, entre dípticos, polípticos y planos generales, integran la exposición En la amplitud de la luz: Fotografías de Megs Inniss Suárez, inaugurada anoche en la galería central del Polyforum Cultural Siqueiros, en esta ciudad.

La muestra presenta una serie de amaneceres de volcanes, árboles y nubes, que con una mirada poética se cristalizan en texturas y colores capaces de configurar ámbitos místicos en los que se contraponen y, a la vez, se complementan lo real y lo ilusorio, lo material y lo etéreo, lo manifiesto y lo intangible.

En el acto, Megs Inniss Suárez celebró la apertura de imágenes que se convierten en umbrales hacia lo impronunciable, se contagian de silencio y juegan con paradojas y transparencias, ofreciendo al espectador un sinfín de interpretaciones posibles, las cuales inciden en intimidades ajenas y diversas.

Para la crítica de arte Mónica Steenbock, la obra de Megs delata una intención épica en la que la desmesura, atrapada por la lente fotográfica, logra amoldarse a un espacio finito y se vuelca sobre sí misma, a fin de desplegar su potencial simbólico: efigie y metáfora, emblema y vivencia.

Los amaneceres plasmados en el trabajo fotográfico de Megs, afirmó, hacen alusión a un mundo espiritual en el que los fenómenos naturales se convierten en una reverencia ante lo inefable.

"Lo concreto y lo abstracto, lo perdurable y lo efímero, lo grande y lo pequeño, se conjugan en contrastes que definen siluetas y figuras; tejen y entretejen luces y sombras, sueños y realidades, y tienden puentes entre el cielo y la tierra, entre la noche y el día", expresó.

Ejemplo de ello, agregó, son las obras La aurora viste de luces y Despunte escarlata, en las que la alborada devela un cielo luminoso que contrasta con las siluetas de los volcanes aún dormidos, convertidos en residuos de las sombras de la noche.

Abundó que es así como las formaciones naturales y emblemas nacionales dentro de un contexto mitológico, contrastan con un cielo desarticulado en texturas que oscilan entre lo concreto y lo abstracto.

El trabajo de Megs se convierte en un himno a la majestuosidad de la luz y de sus metáforas, y se utilizan para darle fuerza a una nación, a través de una dimensión épica.

El juego de lo desmesurado y lo épico se puede apreciar, además, en aquellas creaciones en las que la fotógrafa explora el potencial poético derivado del binomio árbol-agua y que ella misma subraya con los títulos que le imprime a las obras: El viejo y el agua, Centinelas del agua III y Centinelas del agua VI.

La muestra puede ser visitada hasta el próximo 26 de noviembre en el recinto situado a un costado del World Trade Center.