Explora grupo de mujeres la magia del tiempo circular

Las 17 artistas abordan el concepto desde filosofía, alquimia, intimidad y mortalidad.
"Ouróboros", de Ivonne Kennedy.
"Ouróboros", de Ivonne Kennedy. (Especial)

México

El colectivo Arte Guenda realiza la exposición Ciclos, con obras de 17 artistas mujeres que plantean la sincronía secuencial de los sucesos en un fluir continuo de los elementos, donde el inicio y el fin se tornan conceptos relativos.

En entrevista con MILENIO, Ivonne Kennedy, integrante del colectivo, explicó que el concepto del “ciclo” tiene que ver con la manifestación de un orden y una ley natural del universo. Saber reconocerlos permite que los individuos sean capaces de ubicarse en su entorno. Por ello, “el tema de los ciclos es abordado desde varias perspectivas: cuestiones simbólicas relacionadas con filosofía y alquimia, la personal de quienes están cerrando una época de su vida, y también desde los puntos de vista de la impermanencia y la mortalidad”.

El colectivo, conformado por artistas oriundas o residentes de Oaxaca,  fue creado en 2003 por la necesidad de tener un punto de encuentro entre mujeres, quienes actualmente, afirma Kennedy, son minoría en el mundo artístico. “Somos tomadas, pero lo que ocurre es que en nuestras carreras nos perdemos de vista porque estadísticamente somos menos que los hombres: en una muestra de 20, solo dos son mujeres”.

Ouróboros, escultura de cerámica con la que participa y que es la insignia de la exposición, es la apropiación que la artista hace del símbolo milenario de la serpiente que forma un círculo al devorar su propia cola, cuyo simbolismo es el ciclo eterno de las cosas. Ella lo retomó “simplemente por la necesidad de recrearlo”, puesto que para ella representa el lazo que une lo celeste con lo terrenal, “el blanco con el negro, el bien con el mal, y también es una representación de un mundo fenoménico dualista”.

La escultora dijo que en esta pieza, como en su trabajo en general, utiliza un estilo apegado al simbolismo y la iconografía que ha desarrollado al observarse a sí misma durante años. Las formas arquitectónicas, geométricas, el juego de las perspectivas y la utilización de una paleta ocre y azul son los elementos dominantes, pues ellos “hacen que la obra luzca atemporal y se ve en ella el paso de este”.

Su obra la realiza mayormente en cerámica, pues la considera “una de las expresiones escultóricas más importantes” en el ámbito internacional, pero principalmente en México, por la tradición milenaria del uso del barro, pero lamenta que sea un recurso “muy desperdiciado”.

“Me preocupa que los artistas no salen de un solo estilo, parece que estuvieran encarcelados. Sé que un estilo es el resultado de investigaciones de años que desembocan en técnica, y que tampoco podemos andar saltando de una cosa a otra todo el tiempo, pero todo eso es diferente a quedarse en el confort de que descubriste un estilo que vende bien y no requiere investigación. Eso es lo que amo del arte: que te otorga esa oportunidad de exploración eterna”, concluyó.

Ciclos estará abierta hasta el 9 de agosto en el Centro Cultural Santo Domingo, Macedonio Alcalá s/n, colonia Centro, Oaxaca, Oaxaca.