Explican la cultura maya a través de una máscara

La serie "Una pieza, una cultura" inició la noche del miércoles en el Museo de Antropología.
Objeto central de la muestra.
Objeto central de la muestra. ( Ramona Miranda/Conaculta)

México

A través de una pieza emblemática, la exposición La máscara de Calakmul. Universo de jade, que fue inaugurada la noche del pasado miércoles en el Museo Nacional de Antropología (MNA), busca explicar múltiples elementos del pensamiento y la cosmovisión de la cultura maya.

Una máscara funeraria, procedente de la Tumba 1 de Calakmul, en Campeche, hecha de mosaicos de jade, concha y obsidiana gris, la cual data de entre 660 y 750 d. C., es la pieza central de esta exhibición, con la cual inicia una serie de exposiciones temporales denominada Una pieza, una cultura.

La directora general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), María Teresa Franco, destacó que mediante una pieza altamente significativa, a través de una sola de sus obras maestras, ayudados por las nuevas tecnologías, en la Secretaría de Educación Pública, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y el INAH, estamos procurando acercar las obras más representativas de las antiguas civilizaciones de México a nuevos públicos, especialmente a los jóvenes”.

Dijo que la muestra aprovecha diversos soportes tecnológicos para transmitir, de forma novedosa y atractiva, los hallazgos que todos los días realizan antropólogos, arqueólogos, paleontólogos y diversos especialistas, ya que solo en la zona maya se realizan más de 100 proyectos de investigación para descubrir el saber antiguo de esa cultura.

La titular del INAH precisó que las dos primeras salas de esta muestra se consagran a una experiencia que apela a los sentidos del público, mediante recursos visuales, sonoros y museográficos que generan un espacio lírico. El espectador podrá sumergirse en una bóveda celeste para luego pasar a una sala donde las técnicas de animación recrean la selva y el mundo maya.

En un tercer espacio, precisó Franco, el visitante observará la máscara funeraria en un ambiente de intimidad, ya que una máscara de jade es vida, muerte y resurrección en un ciclo infinito de existencia, que representa el semblante divino de un soberano.

Antonio Saborit, director del MNA, señaló que lo más importante es lo que nos trasciende al asomarnos a los ojos de esta máscara, con la cual se busca exponer el corpus de la cultura maya.

Posteriormente, los espectadores podrán conocer los significados de cada elemento de la máscara, observar los distintos tipos de jade, piedra sagrada del dios del maíz para los mayas e incluso tocar una reproducción de la pieza.

La funcionaria destacó que esta exposición por primera vez tiene plena accesibilidad para personas con discapacidad, al utilizar recursos como un video en lenguaje de señas, cedulario en Braille, cintas guías para invidentes, recursos táctiles y rampas que facilitan la movilidad.

Señaló que La máscara de Calakmul. Universo de jade se suma a la espléndida oferta cultural del Conaculta, que permite conocer lo más alto del arte europeo, con la exposición de Miguel Ángel en el Palacio de Bellas Artes, pero también entrar a las entrañas de nuestras variadas identidades, como en este caso la cultura maya y que se complementa con la exposición Máscaras mexicanas, simbolismos velados, que se presenta en la Galería de Palacio Nacional.