Con tecnología, contarán la Revolución Mexicana en MHM

La muestra "Entre ideas y metralla. México 1913-1914", que cuenta con videos, fotografías en tercera dimensión y cédulas informáticas, inicia este miércoles.
Con la charla "La Revolución Mexicana. La historia que se convirtió en mito", dará inicio la exposición.
Con la charla "La Revolución Mexicana. La historia que se convirtió en mito", dará inicio la exposición. (Foto: Leonel Rocha)

Monterrey

Un video recreando a Francisco I. Madero, fotografías en tercera dimensión para estar dentro de la Decena Trágica, y cédulas informáticas con movimiento y noticias.

Todos estos recursos de la tecnología son bienvenidos para contar la historia, y están presentes en la exposición Entre ideas y metralla. México 1913-1914, que abrirá este miércoles en el Museo de Historia Mexicana.

La tecnología, los objetos personales y piezas tan comunes como una mesa o un poste de luz sirven para contar la historia de cómo Madero llegó a la presidencia para después sufrir el cuartelazo por Victoriano Huerta. Todo ello dando como resultado el levantamiento en armas de hombres como Carranza, Villa, González y Zapata.

"La historia se construye sobre la vida cotidiana", expresa Alejandro Rosas, curador de la muestra en conjunto con Salvador Rueda.

Esta exposición será inaugurada con la charla "La Revolución Mexicana. La historia que se convirtió en mito", programada a las 19:00 de este miércoles.

Madero, el espiritista

Además de las fotografías, videos y documentos, la exposición se compone por objetos personales de cada uno de los personajes protagonistas del movimiento revolucionario.

Está el bastón de Venustiano Carranza, las mitazas y sombrero de Francisco Villa, la mesa donde se firmó el Plan de Guadalupe y un poste del servicio de energía eléctrica de la colonia Juárez, en la Ciudad de México, que muestra daños por la metralla del combate en la Ciudadela en 1913.

Pero si algo sobresale es el libro espiritista que escribió Francisco I. Madero titulado Manual Espírita, pero que firmó bajo el seudónimo de Bhima.

"Me lo encontré en una librería de viejo en Donceles (Ciudad de México), como el encargado tal vez ni sabía quién era 'Bhima', me lo vendió en 100 pesos", relata Rosas, también catedrático en la UNAM.

El diario pocas veces se ha visto, y esta es su importancia para conocer el Madero Político:

"Aquí es el manual, pero tiene sus artículos publicados, conferencias, todo sobre sus comunicaciones espiritistas. Si quieres conocer al Madero político, su faceta como médium es muy relevante de conocer", agrega.

Y no es para menos, pues la Historia (con mayúscula) cuenta que Madero fue "médium" de su hermano, vecinos de su pueblo. Vaya, hasta Benito Juárez se contactó con él.

Sin embargo, a decir del historiador Alejandro Rosas, la política de Francisco Ignacio Madero no se vio "permeada" por su pasión espiritista, pues por ningún lado se ven "ideas locas" que intervinieran en su periodo presidencial.

"Si acaso su error fue que a través del espiritismo él se creía un mesías para el país, un elegido por el pueblo. ¡Y toma tu elegido!, no se dio cuenta de la traición", indica.

Cambios en la sala

Entre ideas y metralla. México 1913-1914 cuenta con amplios recursos tecnológicos en su museografía, pero también se extienden hacia la sala.

Dentro de los trabajos de regeneración de espacios con motivo del vigésimo aniversario del Museo de Historia Mexicana están el cambio de luz a tipo LED, así como la instalación de puertas de cristal en los accesos a la Sala de Exposiciones Temporales.

"Hay una actualización de la sala, por primera vez se están utilizando aquí iluminación tipo LED", comentó Claudia Ávila, coordinadora de Exposiciones en Tres Museos.

Esta exposición estará disponible al público hasta el 29 de junio.