Evolucionismo, la teoría más importante de Occidente: José Luis Vera

El director de la ENAH dará hoy en el Museo Nacional de las Culturas una conferencia sobre hominización y humanización.
El director de la ENAH asegura ser un individuo católico y ateo, pues aunque no cree al dogmas religiosos vive en un mundo regido por festividades católicas.
El director de la ENAH asegura ser un individuo católico y ateo, pues aunque no cree al dogmas religiosos vive en un mundo regido por festividades católicas. (Abraham Reza)

México

Su tesis retoma y unifica la teoría en la que se dice que los homínidos tienen características infantiles en su morfología, con aquella propuesta por el historiador holandés Johan Huizinga, que señaló que el hombre es un ser lúdico, que aprendió a través del juego y que su evolución está ligada a la recreación.

“Con esto surgen todas las características del hombre actual: un ser competitivo que humanizó su entorno y que se convierte también en 'homo faber': hombre que fabrica”, dijo.

Su nombre es José Luis Vera y es el actual director de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), quien realizó estudios de Antropología y Física; es egresado de esa institución, y también realizó estudios de maestría en la Facultad de Ciencias de la UNAM. Es doctor en Lógica y Filosofía de la ciencia por la Universidad de Valencia, España.

[b]LA MARCHA DEL PROGRESO[/b]

En la conferencia que Vera presentará hoy en la sala Poniente del Museo Nacional de las Culturas hablará de hominización y humanización; es decir, abordará temas de la evolución humana.

“La conferencia será un recorrido rápido al proceso de evolución humana; la idea es que los asistentes entiendan porque el evolucionismo es la teoría más importante de Occidente y que a través de ella es como los científicos se ayudan a interpretar el mundo”, dijo Vera en entrevista con MILENIO.

“La idea le da un lugar revolucionario al hombre, que durante años se sintió desplazado por la naturaleza al pensar que se encontraba en un estado estático y fuera de cambios evolutivos o aprendizaje. Así es como se desmiente aquella frase que dice 'chango viejo no aprende maroma nueva'”, agregó.

A lo largo del tiempo Darwin se ha convertido en un clásico de la teoría evolucionista, y Vera menciona que “todo mundo puede leerlo, pero son pocos los que entienden a plenitud su teoría y hacer una buena interpretación de su tesis; todos recuerdan a Darwin como un hombre barbón y lo ven como el nuevo mesías, pero nadie entiende que él nunca afirmó que el hombre viene del mono sino que afirma que compartimos genes en un 99 por ciento con orangutanes y simios”.

En el 1 por ciento restante se encuentra el porqué: tenemos un proceso más largo de comportamientos infantiles que otras especies, y en ese mínimo porcentaje está el porqué somos especies distintas.

Hablar de evolución para el director de la ENAH significa no siempre hablar de progreso, y en la conferencia explicará el por qué; además, tratará la importancia del pensamiento evolutivo en general, y luego del hombre incluido dentro de este gran proceso.

En la conferencia hará un breve resumen de los últimos seis o siete millones de años de evolución de los homínidos, y sobre cómo surgió la familia taxonómica a la que pertenecemos. “Como especie tenemos 180 mil años, que en el escenario de la vida no es nada; asimismo, hablaremos de algunas característica del ser humano”, afirmó Vera.

También se abordará el por qué somos la única especie de homínidos sobrevivientes y se hará un resumen de aquellas 125 especies de las que procedemos. Asimismo, tratará el tema de cómo surgió el lenguaje articulado, cómo es que estos ancestros comenzaron a elaborar herramientas y a pensar de forma simbólica con respecto al mundo, y también sobre aquellas primeras ideas míticas y religiosas, ya que estas son consideradas novedades evolutivas.

Acerca de la importancia del tema que abordará, Vera afirma que radica en que en un mundo de diversas teorías creacionistas y evolutivas, se deben presentar diversos argumentos para entender al ser humano como ser evolutivo; de esta forma, hay quien piensa que si somos tan sofisticados “es porque quizá no pudimos haber sido naturalmente creados, sino diseñados por un ingeniero”, y también “personas como yo que pensamos que somos la prueba fidedigna de que la naturaleza, con tiempo y paciencia, es capaz de crear formas tan complejas de vida”.

[b]EL ESTUDIO DEL OTRO[/b]

El director de la ENAH asegura ser un individuo católico y ateo, porque a pesar de que decidió no creer en un dogma religioso, afirma, vive en un mundo regido por festividades y actividades netamente católicas: “Hubo un momento en el que elegí creer en la ciencia, y aunque regido por un entorno supeditado a la religión, siempre me formé en el estudio del otro; es en la antropología donde encuentro esto, pues solo en esta carrera es donde el hombre puede ocuparse de uno mismo para trata de entenderse a uno mismo y saber, a partir de las diferencias, cómo tratar de construir una identidad de lo que somos”.

El académico también menciona que hay muy poca divulgación científica, y que la culpa, en gran parte, es de muchos investigadores científicos que piensan que hablar de ciencia con gente educada en otras disciplinas o que se dedica a otras actividades significa bajar su nivel y vulgarizar el lenguaje: “Olvidan que solo se trata de hacer digerible la información para todo público, que también merece ser informado, y para el cual se realizan tantas investigaciones”, dijo.

“Es gracias a investigadores como Santiago Genovés, quien desafortunadamente murió hace unas semanas, que es posible ver un buen científico y también un buen orador. Yo creo que no debe ser otra persona la que hable de sus investigaciones, sino aquel que estuvo en el desarrollo de todo el proceso, y quién mejor que el experto”, dijo.

La conferencia se realizará hoy a las 17:00 horas en la sala Polivalente del Museo Nacional de las Culturas, Moneda 13, colonia Centro. Entrada libre.