Estudiantes mexicanos desarrollan un auto que no usa gasolina

Tres estudiantes de la Universidad de Monterrey (Udem) usaron tecnología alterna a la de combustión y crearon el vehículo que nombraron "Zygmunt", en homenaje a un profesor de la universidad que ...
Modificaron un taxi que ya no funcionaba.
Modificaron un taxi que ya no funcionaba. (Especial)

México

Un grupo de tres estudiantes de la Universidad de Monterrey (Udem), de la división de Ingeniería y Tecnologías, desarrolla un vehículo ecológico libre de gasolina que opera a base de electricidad.

Tomás Rodríguez Maldonado, Andrés Tamez Peña y Enrique Mireles Gutiérrez usaron tecnología alterna a la de combustión y crearon el vehículo que nombraron Zygmunt, en homenaje a un profesor de la universidad que falleció en enero de 2015.

En una entrevista con la Agencia Informativa del Conacyt, Maldonado, encargado de llevar a cabo el proyecto, dijo que la idea surgió como parte de su proyecto de tesis para la titulación de su carrera en ingeniería mecánica.

“Esto surge al ver que las concentraciones de gases en la atmósfera han ido incrementando de manera exponencial y que actualmente el uso del vehículo es elemental”, dijo Maldonado.

El estudiante indicó que a pesar de que la industria automotriz hace uso de sus mejores prácticas de desarrollo tecnológico, los motores de combustión no presentan un avance en el uso de manera alterna, por lo que un modelo que reemplaza cualquier tipo de combustión es el motor eléctrico.

“La tendencia automotriz indica que para 2030 los motores en su mayoría serán con uso de batería plomo-ácido o litio, por lo que será un gran ahorro y los niveles de contaminación”, abundó.

Tamez Peña, otro de los jóvenes que participaron en el proyecto, detalló que para el modelo lo primero que hicieron fue adquirir un taxi que ya no funcionara, luego usaron la carrocería, transmisión e hicieron reparaciones a la pintura y cambiaron el sistema eléctrico.

Otras piezas que eliminaron los estudiantes fueron el tanque  y la bomba de gasolina, además de aceite, filtros y mangueras, para dejar solo la transmisión y bomba del agua para el limpiaparabrisas, así como la de freno.

“Se usó la misma transmisión manual con cinco velocidades y mismos soportes; lo que hicimos fue una conexión del motor con la transmisión para que quedara exactamente igual y así lograr un gran ahorro para los conductores”, indicó Tamez Peña.

“La recarga es sencilla; se conecta a una toma de corriente eléctrica de 110 o 220, por ocho u 11 horas y brinda una autonomía de 80 kilómetros”, dijo Maldonado.

Dijo que seguirán mejorando la autonomía del auto y será probado a diario en las instalaciones.