Estudiantes del IPN usan neumáticos desechados para construir muebles

Eduardo Rivera Alvarado, líder del Proyecto Aula, explicó que los alumnos observaron que en México no existe reciclaje de llantas usadas.
Se cree que en México se desechan más de 40 millones al año.
Se cree que en México se desechan más de 40 millones al año. (Especial)

México

Alumnos del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos  (CECyT-13 ) Ricardo Flores Magón del IPN buscan contribuir a la preservación del medio ambiente al utilizar llantas usadas como materia prima para la construcción de muebles.

Eduardo Rivera Alvarado, líder del Proyecto Aula, explicó que los alumnos del sexto semestre de la carrera de Contabilidad observaron que en México no existe reciclaje de llantas usadas.

“Aunque las cifras pueden ser muy variables, se cree que en México se desechan más de 40 millones de llantas al año, que acumulan basura y agua de lluvia, y paulatinamente se convierten en un foco de infección por la fauna nociva que suele generarse en los neumáticos”, refirió.

Además la quema de llantas contribuye a la acumulación de gases de efecto invernadero y  otros gases que son altamente dañinos para la salud. 

Ante este panorama, Eduardo Rivera  decidió con sus compañeros de equipo, Pamela García Lina, Mildred Guadalupe Octaviano Lima, Alma Delia Jacinto Cruz, Alexis Pérez Castillo y David González Blanquer, aplicar sus conocimientos para la creación de muebles y aprovechar como materia prima los neumáticos desechados.

Asesorados por un tapicero, los sillones fueron diseñados de manera ergonómica, con madera como soporte y otros materiales, como hule espuma y velcro, para lograr que sean cómodos y estéticos y puedan ser utilizados tanto en exteriores como en interiores, de acuerdo con las necesidades del cliente.

Empeñados en impulsar una empresa y apoyados por los programas Poliemprende y Poli-incuba del IPN, los estudiantes del CECyT 13 aplicaron las competencias adquiridas para obtener en septiembre de 2013 el registro de patente por tiempo indefinido, que protege el proyecto.

“Deseamos consolidar una empresa ante una reñida competencia, en donde nuestro principal objetivo sea la satisfacción del cliente, al ofrecer atención personalizada y precios competitivos, al tiempo que contribuimos a la preservación del medio ambiente”, destacó.