Estrenan documental sobre agresor de Díaz Ordaz

“El paciente interno”, filme producido por la UNAM, aborda la experiencia siquiátrica de Carlos Castañeda de la Fuente, quien atentó contra el presidente en 1970.
Archivo Milenio
(Abraham Reza)

Ciudad de México

“El paciente interno”, película en la que se documenta el tratamiento siquiátrico a que fue sometido Carlos Castañeda de la Fuente, quien intentó asesinar en 1970 al entonces presidente de la República, Gustavo Díaz Ordaz, fue estrenada el pasado viernes cuatro de octubre con solo 16 copias a nivel nacional.

Se trata de un trabajo realizado por el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la Universidad Nacional Autónoma de México, bajo la dirección de Alejandro Solar Luna y la investigación documental del periodista Gustavo Castillo.

En 1970 Carlos Castañeda de la Fuente intentó matar al presidente Gustavo Díaz Ordaz durante un recorrido que este realizaba en el Monumento a la Revolución. Sin embargo, no consiguió su objetivo y fue recluido en un hospital psiquiátrico durante 23 años, y ahora deambula por las calles de la ciudad sin saber con precisión a dónde se dirige.

Esta es la historia que el cineasta Solar Luna recupera a través de este documental, y en el que se cuenta un hecho que liga una etapa crucial para el país, como lo es el movimiento estudiantil de 1968, con un México contemporáneo envuelto en marchas y movimientos sociales en busca de respuestas a sus demandas por parte del gobierno.

Tras su intento de homicidio, Castañeda de la Fuente fue arrestado y muchos años después fue puesto en libertad; sin embargo, como consecuencia del encierro le fue difícil readaptarse y, tras vivir unos meses en casa de su hermano Pedro, decidió abandonarla y comenzó a vivir como indigente por las calles.

Solar Luna fue quien buscó a Castañeda de la Fuente para que le contara lo ocurrido y así poder crear la historia y la película. El documental muestra también la ardua investigación por parte de quien diera a conocer la historia de Castañeda de la Fuente en 2004, Gustavo Castillo García, quien por medio de documentación, visitas al ahora cerrado hospital psiquiátrico Samuel Ramírez Moreno y diversas entrevistas recuerda los crímenes cometidos por el Estado en 1968, mismos que siguen sin ser resueltos, y también para mostrar lo que significaba en México la vida de los enfermos mentales dentro de los hospitales psiquiátricos.