[Escolios] Historia y amistad

Con coloridas e informadas postales, Krauze aborda la genealogía de Paz; los paisajes infantiles; el tránsito a la adolescencia; el descubrimiento simultáneo de la pasión amorosa y de la pasión ...
Octavio
(Cortesía)

Ciudad de México

Aunque la obra de Octavio Paz ha generado una vasta industria hermenéutica, su biografía ha sido poco explorada, en parte por la reserva y cuidado con que el propio Paz delineó su retrato y, en parte, por las pasiones extremas que desataba su figura, y que provocaban su encasillamiento en caricaturas. Octavio Paz. El poeta y la revolución (Random House, 2014), de Enrique Krauze es un reto para el historiador, pues no aborda un objeto lejano de estudio, sino un personaje crucial en su propia biografía. Krauze se interna en la vida de su amigo e interlocutor intelectual de muchos años para conocerlo mejor, para entender las claves íntimas y las circunstancias en que se desarrolla un carácter excepcional. Si bien el historiador se aparta del retrato oficial que el propio Paz contribuyó a forjar, no hay en este libro material para curiosos o indiscretos, sino la recreación, con rigor histórico y soltura narrativa, de una trayectoria. En estas páginas biográficas se desarrolla la novela de formación del joven poeta libertario de intensas pasiones, que despliega una obra imponente en el pensamiento y la creación, y que enfrenta, de manera tan ejemplar como controvertida, los dilemas entre individualidad e historia, entre moral y política.

Con coloridas e informadas postales, Krauze aborda la genealogía de Paz; los paisajes infantiles; el tránsito a la adolescencia; el descubrimiento simultáneo de la pasión amorosa y de la pasión revolucionaria; el despliegue de una vocación pública y polémica casi genética; el apostolado militante; el inicio del desencanto ideológico; el largo periodo de perplejidad, incomodidad y mutismo ante la ortodoxia política; la salida providencial al extranjero, en búsqueda de sí mismo; la carrera diplomática; la tortuosa convivencia de su primer matrimonio; la desbordada y fecunda tertulia intelectual parisina; las decisiones y rupturas políticas fundamentales. Y, luego, el descubrimiento de la India, la revelación y plenitud amorosa, la decisión fundamental del 68 y el regreso a México a reencontrase con la tarea de editor y a convertirse, durante décadas, en un epicentro del debate público nacional e internacional. ¿Qué hace que este conocido relato tenga emoción? Los matices y detalles que el historiador impregna, el poder de la anécdota reveladora, esa indagación en los atributos de audacia y rebeldía que explican las posturas más representativas de Paz, pero también en los rasgos de duda y vulnerabilidad que vuelven cercano al gigante literario, y permiten ver su obra como una dura y lúcida confidencia. Octavio Paz. El poeta y la revolución no es una biografía exhaustiva que indague y agote fuentes, sino un intento de comprensión, un acercamiento entrañable, pero agudo y sin condescendencia, que deja ver la historia como una ciencia empática, capaz, en sus momentos más afortunados, de adoptar la forma de la literatura y, sobre todo, del homenaje crítico a la amistad.