Erigen 'Templo de la libertad' para la Ciudad de México

La plaza de Santo Domingo albergará por una semana la instalación.
Dalceggio y Argumedo.
Dalceggio y Argumedo. (Octavio Hoyos)

México

Una instalación interactiva y multimedia de más de 7 metros de alto y 25 metros cuadrados, hecha por el artista plástico canadiense Carlito Dalceggio y el arquitecto mexicano Alejandro Argumedo, será inaugurada el próximo martes en la Plaza de Santo Domingo, donde permanecerá hasta el 9 de noviembre, para después viajar a otras colonias de la delegación Cuauhtémoc.

La pieza se llama Templo de la libertad, y es "una provocación para la gente, para uno mismo, para todos, para salir un momento de la cotidianidad pues estamos todos imbuidos en ella. Nos olvidamos de que existe un concepto de libertad y nosotros buscamos una forma de materializarlo", dice el arquitecto Argumedo, quien se encargó de otorgarle la tercera dimensión a la propuesta pictórica de Dalceggio.

La instalación consiste en una especie de cuarto pequeño en cuyo interior hay tendederos de campanas rosas, un gong y varios poemas escritos en las paredes. El visitante que ingrese a este templo debe ponerse unos lentes para tercera dimensión, y adentro hacer lo que le dicte su libertad. Además habrá un juego de luces y música elaborada ex profeso para intensificar la experiencia.

Al salir del Templo de la libertad, el visitante recibirá un certificado que lo acredita como un "Guerrero de la libertad"; en ese documento estará escrito su nombre, su concepto de la libertad y su sueño, y llevará dos sellos oficiales. Finalmente, cada persona escribirá un mensaje de libertad en un listón y lo colocará en alguna de las paredes exteriores del templo.

"Este es un sueño acariciado durante mucho tiempo; tuve que vender toda mi obra, convoqué el apoyo desinteresado de amigos, conocidos y de quienes simplemente quisieran apoyarlo. Para mí es importante que descubramos el punto en que ejercemos nuestra propia libertad, porque ese punto que está en nuestro interior es el eje donde coinciden nuestro cuerpo, nuestro corazón y nuestra alma. Además es el único camino hacia la paz y la libertad", dijo el Dalceggio durante los trabajos de ensamble de su obra.

La instalación será estrenada hoy a las 19:00 horas en el Museo del Juguete Antiguo México, y después será llevada a la Plaza de Santo Domingo.