Entregan a Poniatowska presea con el nombre de José Emilio Pacheco

Hace un año, en el mismo escenario del Centro de Convenciones y Exposiciones Yucatán Siglo XXI el escritor confesó su cercanía con la ciudad por ser donde se casaron sus padres.
Elena con sus nietos en el Centro de Convenciones y Exposiciones Yucatán Siglo XXI.
Elena con sus nietos en el Centro de Convenciones y Exposiciones Yucatán Siglo XXI. (Jesús Alejo)

Mérida

Un año atrás, en el mismo escenario del Centro de Convenciones y Exposiciones Yucatán Siglo XXI de la capital yucateca, José Emilio Pacheco había confesado su cercanía con la ciudad porque aquí se habían casado sus padres; por eso, prometió regresar e, incluso, contra su costumbre, aceptó que el reconocimiento que se rinde en la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (Filey) llevará su nombre.

Por unas semanas no alcanzó a cumplir con su promesa, si bien supo a quién se le rendiría el homenaje: Elena Poniatowska, quien siendo la protagonista del encuentro literario, se propuso evocar a un personaje con el que se sintió cercana a lo largo de los años a través de lo que definió como recetas para acercarse a José Emilio:

"Si lo ve de lejos, avance muy poco hacia él y al llegar hágase presente para no sobresaltarlo. Tampoco lo elogie, porque lo mirará con cierta desconfianza y protestará que no es para tanto. Los elogios desmedidos provocarán su desconfianza y si usted logra ver sus ojos captará en ellos un relámpago de ironía."

Antes de recibir la presea, de manos de Cristina Pacheco, Poniatowska hizo una especie de listado sobre algunos elementos significativos de la vida y la obra de José Emilio, pero también de la generosidad y la humildad que lo definieron, al tiempo de un acercamiento a su capacidad crítica, que lo hizo ver a los demás con "una mirada certera".

En la ceremonia, realizada en el marco del Congreso Internacional de Literatura "Y si vivo cien años...", organizado por UC-Mexicanistas y la Universidad Autónoma de Yucatán, Elena Poniatowska reconoció a su cultura literaria como una piedra de toque en nuestra literatura.

"Nadie tiene su cultura. Pienso en él con nostalgia, siempre tengo nostalgia de José Emilio y más ahora que no se deja ver, y le llevo ocho años. Descubrirán ustedes que José Emilio es un icono intelectual de México."