Péndulo Cero reivindica lo sagrado en Entijuanarte

Con su producción De lo Sacro, la compañía de danza resignifica el cuerpo y su relación con lo espiritual, además de cuestionar las creencias actuales.
El espectáculo es una coproducción con México en Escena, programa del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, el Centro Cultural Tijuana y la Fundación Entijuanarte.
El espectáculo es una coproducción con México en Escena, programa del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, el Centro Cultural Tijuana y la Fundación Entijuanarte. (Especial)

Tijuana

Con más de 250 actividades, Entijuanarte, Frontera creativa, que inició el pasado viernes, ofrece a los asistentes propuestas musicales, cine, danza, exposiciones y gastronomía de procedencia nacional e internacional.

Entre lo más destacado de las artes escénicas, Péndulo Cero, compañía tijuanense de danza contemporánea independiente, estrenará De lo Sacro.

El espectáculo es una coproducción con México en Escena, programa del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, el Centro Cultural Tijuana (Cecut) y la Fundación Entijuanarte.

En entrevista con MILENIO, Miroslava Wilson y Carlos Alberto González, codirectores y bailarines de la compañía fundada en 2007, comentaron que la producción que están estrenando este año cuenta con la colaboración del director de escena Hernán del Riego y el coreógrafo Jaciel Neri.

La presentación, que tendrá lugar este domingo en el Teatro del Cecut, a las 17:00 horas, es una propuesta que habla sobre "lo sagrado del cuerpo en conjunto con la música sacra; busca lograr una resignificación de estos dos elementos a partir de cuadros escénicos, basados en la música de oratorio", explicó Alberto González.

El bailarín agregó que para los integrantes de la compañía bailar es una forma de orar con el cuerpo, por lo que, de manera implícita, se adentran en la búsqueda de la verdad, lo divino y lo sagrado.

Miroslava Wilson explicó que antes los cantos sagrados eran una forma de ascender para llevar a un estado más elevado del yo; sin embargo, ahora se han ido minimizando, lo que ofende nuestra capacidad de percepción. Por ello Péndulo Cero busca lograr una reflexión en la sociedad, así como una recuperación de la esencia del ser. Ese es su mensaje a la comunidad tijuanense, que ha sido durante años, un foco rojo en cuanto al alto índice delictivo.

El nombre del espectáculo, De lo Sacro, tiene que ver con el centro de la transferencia de peso en los bailarines, que es el sacro: el centro donde termina la columna vertebral, integrado por cinco vértebras, el cual también hace referencia a los cinco integrantes de la compañía, según explicó Wilson.

Por su parte, Nerie dijo que la coreografía trata de cuestionar el sentido de la espiritualidad en los jóvenes y en lo que la sociedad está creyendo, para lo cual traducen esas preguntas con movimientos del cuerpo en escena.

La próxima semana, Péndulo Cero iniciará una gira en Japón con Ballenas, historias de gigantes, coreografía con la que llevan trabajando dos años.