Proyectan 'Impermanencia' en Entijuanarte

La décima edición de Entijuanarte se ilumina con la instalación multimedia Impermanencia: arquitectura no permanente, de Christian Saucedo.
La pieza hace referencia al aislamiento que la tecnología puede llegar a provoca en el ser humano.
La pieza hace referencia al aislamiento que la tecnología puede llegar a provoca en el ser humano. (Especial)

Tijuana

La décima edición de Entijuanarte se ilumina con la instalación multimedia Impermanencia: arquitectura no permanente, de Christian Saucedo, artista visual originario de Durango. La proyección se hará sobre la famosa bola del Centro Cultural Tijuana (obra de Pedro Ramírez Vázquez) hasta este domingo, último día del festival.

El título se debe a que es una "obra basada en conceptos de temporalidad en la arquitectura que cuestiona las partes tectónicas de esta disciplina, lo que se confronta con lo que permanece por las mismas características físicas de la arquitectura, lo cual es contrastado es esta videoproyección", explica Saucedo en entrevista con MILENIO.

La pieza, continúa el creador duranguense, es una producción de carácter cinematográfico, ya que los espectadores serán un agente pasivo, a diferencia del año pasado cuando, por primera vez, Christian participó en este festival con una propuesta interactiva.

Ésta cuenta la historia de un personaje encerrado en una esfera, que no ve lo que sucede a su alrededor, lo cual, a decir de Christian Saucedo, hace referencia al aislamiento que la tecnología puede llegar a provoca en el ser humano; sin embargo, al final el personaje logra transgredir esa arquitectura y su encierro interior.

El artista, quien realizó sus estudios de licenciatura en el Instituto Tecnológico de Durango y su maestría en la Academia de San Carlos, así como en la Escuela Superior de Arquitectura de la Universidad de Sevilla, España, cuenta que la idea de esta pieza coincidió con el brote del ébola, en África, por lo que la forma en el que se aislaba a los infectados fue motivo de inspiración para esta creación, que es una metáfora del encapsulamiento que actualmente se vive a nivel social e individual.

La pieza fue desarrollada en tres meses, tiempo en el que el artista realizó trabajo de investigación y maqueteo. Durante el proceso de realización retomó un poco de la arquitectura inflable que se hizo durante los años sesenta y setenta, estilo que cuestionaba la rigidez de la arquitectura moderna, explica.

La intervención visual al Cecut, con duración de 8 minutos y a manera de loop, se podrá ver este domingo a partir de las 19:00 horas.