El club de editores reconoce labor de Jorge Velasco y Félix

Premiaron la importante trayectoria como promotor editorial, editor, funcionario público y amigo del libro, del actual director general de la Agencia Promotora de Publicaciones de Grupo MILENIO.

Ciudad de México

"Por su trascendente trayectoria como promotor editorial, editor, distribuidor, funcionario público y amigo por el libro", Jorge Velasco y Félix, director general de la Agencia Promotora de Publicaciones de Grupo Milenio, fue reconocido como Socio Emérito por el Club de Editores.

Con una carrera de 50 años como editor, Velasco "ha desempeñado con gran orgullo, dedicación, entrega e innovación cada una de sus encomiendas", señaló el Consejo.

Destacan en su labor como funcionario público la creación de las Bibliotecas de Aula y las Bibliotecas Escolares, cuando encabezó la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), de 2001 a 2006.

En entrevista Clemente Merodio López, presidente del Consejo del Club de Editores, afirmó: "Jorge ha estado en todas las trincheras, tanto del sector privado como del sector público. Él tiene 50 años de editor y yo 30, y, desde que empecé en esta industria, su nombre ya era legendario, de esos de los que uno toma el ejemplo. Es un hombre convencido y defensor de la propagación de las ideas".

Licenciado en Derecho por la UNAM, Velasco fue vencido por su amor a los libros y dejó la abogacía por la labor editoral, luego de que el ejercicio en Excélsior le abriera las puertas a la escritura.

De esta experiencia, Velasco recuerda: "Aprendí artes gráficas, redacción, administración, y armé, con ayuda de otras personas, los manuales de procedimiento que no existían en la vieja cooperativa. Escribía en Revista de Revistas. Me hice de muchos amigos y de algunos enemigos 'al parecer irreconciliables', cuando en Excélsior se impuso un grupo extremista 'al frente del negocio', ayudado por la Policía Federal de Seguridad. Para acabar pronto: cuando nos echaron de nuestra casa, la cooperativa".

Sin embargo, las desavenencias no hicieron mella en el periodista y editor quien, en complicidad con Octavio Colmenares, decidió continuar por la senda de los materiales impresos y "con el dinero que conseguimos hipotecando nuestras casas —a sabiendas de que podía ser un error—, compramos una prensa plana y dos linotipos, y ahí fundamos la Editorial Meridiano y Editores Asociados Mexicanos, EDAMEX. Eran jornadas de más de 12 horas".

Terminada la relación con Colmenares, Velasco continúo su labor editorial, ahora en Publicaciones Citem, fundada con Yolanda Vargas Dulché y Guillermo de la Parra Loya.

Al respecto, Tonatiuh de la Parra afirmó que al conocer a Velasco "teníamos planeado que Editorial Vid fuera una distribuidora, y él tenía todo el conocimiento para ponerla; lo hicimos, y en ocho años se convirtió en la primera distribuidora en número de revistas. Nos especializamos tanto en fondo popular por las revistas de Vid, como en temas políticos, y nos convertimos en un éxito de distribución afuera de la Ciudad de México. Él fue mi maestro, el contacto con el mundo editorial real, con un gran conocimiento de la industria".

En 1996, Velasco se convirtió en presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), y ahí comenzó otros de los proyectos que se convertirían en uno de los más grandes retos y logros: la obtención del pasaje del Metro Zócalo-Pino Suárez para la venta de libros. Más tarde vendría la presidencia de la Conaliteg.

"Cuando mi padre es invitado por Vicente Fox a dirigir la institución le dijo: 'Es una cloaca', y él contestó: 'Le entro, señor Presidente'", afirmó Jorge Velasco hijo. "Y a partir de ese momento logró reducir gastos y aumentar la productividad".

Además fue en Conaliteg donde creó proyectos que hoy perviven y fomentan la lectura, en sectores vulnerables y hasta entonces ignorados.

"La Comisión, desde que se fundó en 1959, no ha fallado a los niños en darles todos los materiales necesarios para que estudien. Es actualmente una institución muy sólida. En el periodo de Jorge Velasco se hicieron cosas muy importantes; por ejemplo, él empezó a hacer libros para débiles visuales —que son más anchos y más grandes—, pero que tienen un trabajo sobre los textos y las imágenes que les son útiles para la lectura", señaló Joaquín Díez-Canedo, actual titular de Conaliteg, quien además reconoce en la figura de Velasco y Félix "un ejemplo de muchísimo tiempo, con una personalidad cartesiana, muy ordenada y muy decidida".

Agradecido con el nombramiento y acompañado de familiares y amigos, Velasco y Félix, actualmente director general de la Agencia Promotora de Publicaciones de Grupo Milenio, afirmó "que es un momento maravilloso", y que sus 50 años de trayectoria "son apenas una mínima parte de todo lo que se hace en la industria editorial del país".