Presentarán para chicos y grandes “El Cascanueces”

El Parque Fundadores revivirá la famosa historia de navidad, este martes 9 de diciembre a las 5 de la tarde, donde alumnos de la Escuela de Danza del Coahuila presentarán la historia.
Es un cuento de hadas, que fue adaptado por Alejandro Dumas, de la obra original de Ernst Hoffmann.
Es un cuento de hadas, que fue adaptado por Alejandro Dumas, de la obra original de Ernst Hoffmann. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

La Escuela de Danza del Estado de Coahuila, presenta el cuento navideño por excelencia "El Cascanueces", con el propósito de fomentar la sana convivencia familiar y buscar llevar un mensaje de alegría para chicos y grandes.

La presentación se llevará a cabo este martes 9 de diciembre a las 17:00 horas, en el Parque Fundadores de la ciudad de Torreón, con entrada completamente gratuita.

La Coreografía de esta presentación está a cargo del maestro Javier Rodríguez, director de la EDEC y en ella participan alumnos de la misma escuela.

"Esta obra se representa en todo el mundo con la finalidad de fortalecer los lazos de unión familiar en la época decembrina, maravillando con su historia al público espectador".

Este es un cuento de hadas que sucede en Navidad y que fue adaptado por Alejandro Dumas de la obra original de Ernst Hoffmann. 

La trama a presentarse este martes para el público lagunero trata sobre una noche de navidad, se realiza una fiesta en la casa de los papás de Clara, su padrino el Sr. Drosselmayer le regala un Cascanueces y ella es la niña más feliz de todas.

Cuando todos están durmiendo al dar el reloj las doce campanadas aparecen los ratones y comienzan a robarse todos los regalos de navidad.

Gracias a la magia del Sr. Drosselmayer, el cascanueces cobra vida y pelea con el rey de los ratones.

Para celebrar el triunfo, el Hada de las Nieves lleva a Clara y su Cascanueces al país de los caramelos.

Ahí los recibe el Hada de Azúcar y su caballero realizando una gran fiesta en su honor.

Para Clara bailaron el chocolate de España, el té de la China, el café de Arabia, los bomboncitos de París, las mentas y los mazapanes de Rusia y las flores más bellas del mundo, también bailó para ella la reina de la azúcar y su caballero.

Bailaron y bailaron hasta el amanecer y cuando Clara despertó se dio cuenta de que todo había sido un mágico y hermoso sueño de navidad.