Egresada de la UNAM crea lavadora que no requiere detergente

Con ese proyecto la universitaria ganó el tercer lugar en la Octava Bienal de Diseño, organizada por la Escuela de Diseño del Instituto Nacional de Bellas Artes.
Edali Yareni Murillo, ex alumna de la máxima casa de estudios.
Edali Yareni Murillo, ex alumna de la máxima casa de estudios. (Especial)

México

Una lavadora ahorradora de agua que funciona con gas de ozono (O3), capaz de limpiar y desinfectar la ropa en 15 minutos sin utilizar detergentes químicos contaminantes, es el diseño de Edali Yareni Murillo Gómez, egresada de la Facultad de Arquitectura de la UNAM.

Con ese proyecto la universitaria ganó el tercer lugar en la Octava Bienal de Diseño, organizada por la Escuela de Diseño del Instituto Nacional de Bellas Artes.

La joven, quien compitió contra grandes empresas y profesionales con experiencia, explicó que de acuerdo con los lineamientos del concurso, se midió el grado de innovación social y tecnológica, así como otros factores de calidad.

En un comunicado destacó que la idea surgió cuando ella trabajaba en su tesis de Diseño Industrial: un purificador de agua. Al investigar sobre los procesos de desinfección, encontró que el ozono se aplica en la industria textil y grandes empresas para lavar ropa.

De ahí se preguntó “¿por qué no hay una lavadora casera con esta tecnología?” Así creó la ÖKO3, capaz de limpiar las prendas con este proceso. Para su desarrollo recibió apoyo de Graciela Martínez, del Laboratorio de Ingeniería Química de la UNAM.

Su prototipo, que destacó en la categoría de Diseño Industrial, mide 100 centímetros de alto por 60 de ancho. Posee contenedores transparentes, una pantalla led táctil, un anillo rotatorio de montaje donde se ubica la canasta para depositar las vestimentas, un difusor de O3 y una cubeta.

El ozono es un gas incoloro y de un poderoso oxidante degradador de residuos orgánicos que desinfecta la ropa al eliminar microorganismos (sin dejar vestigios). El O3 no puede ser almacenado, por ello se debe usar al momento a través de un generador.

A diferencia de una lavadora común, que durante un ciclo normal de lavado de 45 minutos emplea dos cargas de entre 100 a 200 litros para enjabonar y enjuagar, la ÖKO3 solo requiere 15 minutos en la desinfección y otro tanto para centrifugar.

En este proceso, el O3 se descompone en O2: el líquido queda purificado y la tela esterilizada.

Así, se ahorran energía y recursos hídricos. Además, se elimina la carga estática en los textiles, y no necesita suavizantes, algo recomendable para pieles sensibles a los químicos, pues así se evita la irritación, alergias e incluso dermatitis.