Hijos de Efraín Huerta exponen objetos del escritor

La muestra del Centro Cultural Bella Época, se compone de fotografías y objetos personales del poeta que fueron curados por sus hijas Eugenia y Andrea Huerta.
Los hijos del escritor lograron reunir algunos manuscritos de sus obras.
Los hijos del escritor lograron reunir algunos manuscritos de sus obras. (Cortesía)

Ciudad de México

Hace ya varios años que el archivo de Efraín Huerta y de su primera esposa, Mireya Bravo, fue donado por sus hijos al Fondo Reservado de la Biblioteca Nacional; Andrea, Eugenia y David decidieron quedarse solo con algunos objetos más personales, fotografías o recuerdos de la vida con el poeta.

Para conmemorar el centenario del nacimiento de El Gran cocodrilo, se reunieron los tres hermanos Huerta Bravo a ver qué tenía cada quien en su propio archivo, interesados sobre todo en reunir las primeras ediciones de cada uno de los libros del poeta.

Lo lograron, en parte, pero eso fue la oportunidad para reunir una serie de piezas que ofrecen una mirada diferente del autor de Los hombres del alba, lo que se ofrece en la exposición Efraín Huerta. Un poeta del alba. Cien años, inaugurada la noche del jueves en la Galería Luis Cardoza y Aragón, del Centro Cultural Bella Época.

"Estamos muy contentos, hemos tenido una respuesta increíble de diferentes instituciones", a decir de Andrea Huerta, "el Fondo de Cultura Económica (FCE), por ejemplo, nombró a su librería en León 'Efraín Huerta', ahora nos van a alojar en la Galería Luis Cardoza y Aragón, que fue amigo de mi papá.

"Por todos lados siento el cariño inmenso que todavía le tiene la gente, incluso quienes no lo conocieron. El gobierno del DF se ha portado increíble, van a salir boletos del Metro con su retrato, creo que hasta a un vagón le van a poner Efraín Huerta."

De acuerdo con la historiadora, se debe destacar el hecho de que la muestra se integra con objetos que cada uno de los hermanos guardó a lo largo de los años: carteles, fotos y cocodrilos, "tenemos una gran cantidad de cocodrilos que nos han regalado a lo largo de los años".

"Se trata de mostrar objetos de la familia de Efraín. Hay unos carteles muy interesantes de actividades políticas de Efraín, de los años 30. Esos carteles prácticamente nadie los conoce, los sacó mi hermana Eugenia de su archivo, aunque también hay manuscritos, primeras ediciones que logramos reunir. Creo que va a ser una cosa de mucho cariño", destacó Andrea Huerta.

El homenaje a Efraín Huerta en el centenario de su nacimiento prácticamente empezó desde febrero pasado: hubo lecturas en voz alta en el Palacio de la Autonomía, de la UNAM, la Poesía completa se ha reeditado por el FCE y también se han ediciones conmemorativas, libros del poeta y de homenaje a su obra.

"Efraín era un hombre de muchas facetas, un poeta muy comprensible, le puedes entrar por donde se quiera, ya sea por los poemínimos o por la poesía política, la de amor o la erótica. Antes de morir dijo 'todo lo que he publicado es lo que he querido publicar'", señaló Andrea.

Efraín Huerta. Un poeta del alba. Cien años se integra con fotografías y objetos personales del escritor, con una curaduría realizada por sus hijas Eugenia y Andrea Huerta.

En el marco de las actividades conmemorativas organizadas por el FCE, se presentará el ciclo fílmico Luneta de cuatro pesos a desarrollarse el sábado 7 y domingo 8 de junio, en el Cine Lido, en el cual se incluirán algunas de las películas que Efraín Huerta reseñó en su época de crítico cinematográfico.

Las cintas fueron seleccionadas a partir de los textos reunidos en Close Up, dos volúmenes publicados por Ediciones La Rana (Instituto Estatal de la Cultura de Guanajuato) y la Universidad de Guanajuato, cuyo título alude al nombre de una columna no firmada que el poeta escribía para El Fígaro.