Poesía por primavera, un homenaje a Eduardo Milán

El festival, en el que participarán 70 editoriales, busca “cerrar el círculo de la comunicación poética”, según Antonio Calera-Grobet.
El promotor del encuentro literario.
El promotor del encuentro literario. (Octavio Hoyos)

México

El esfuerzo desarrollado por el poeta y promotor cultural Antonio Calera- Grobet viene de 1998, cuando desde el Museo de la Ciudad organizó el programa La otra letra; luego vino Poesía y combate, y ahora, ya sin el apoyo de ninguna institución cultural, impulsa Poesía por primavera, a desarrollarse hoy y mañana en la Plaza de San Jerónimo del Centro Histórico de la Ciudad de México.

"El objetivo no se ha movido; ha sido siempre unir en una atmósfera dos grandes dominios: primero, el de los escritores, el de la palabra dicha, para lo que se invita a poetas que me interesan por alguna razón en particular. Segundo, el de las editoriales alternativas, para que tengan un encuentro más directo, más fraternal, de más alta temperatura".

Bajo esa circunstancia, el Festival Poesía por primavera tiene un propósito central: "Regresar la palabra a la polis". Si los escritores no hacen otra cosa que transformar realidad en artificio, en este caso literario muchas veces no termina por regresar adonde vino, que debería ser natural, pero no siempre lo es, asegura Calera-Grobet.

"Libros que se escriben, pero no se llegan a publicar; libros publicados, pero que no se consumen. Palabra dicha en poesía de cámara, en algún recinto, pero que no tuvo quien la escuchara o la leyera. Aquí, quiero pensar que al exponerla de viva voz, en cuerpo presente, en una plaza pública, de manera gratuita, pueda lograrse cerrar el círculo de la comunicación poética", afirma.

De esa manera, en la Plaza de San Jacinto se reúnen sellos como Textofilia, Taller Ditoria, Caja de Cerillos, Cofradía de coyotes, Ediciones Tumbona, Salario del Miedo, Sexto Piso, Librería Madero y Almadía: 70 editoriales, no solo de poesía, que también presentarán algunas de sus novedades. Asimismo, más de 50 escritores estarán presentes durante dos días en el festival, con énfasis en lo que llamó "poetas-músicos".

"El festival lo va a cerrar Eduardo Milán, en un homenaje un tanto velado a un poeta que, para muchos, es uno de los grandes de la lengua española y, con más seguridad aún, uno de los más grandes críticos literarios que hay, el primero que nos arrojó a las vanguardias latinoamericanas".

Las actividades comenzarán desde el mediodía en la Plaza de San Jerónimo, para terminar alrededor de las 22:00 horas, dentro de una apuesta que se complementa una gran comilona: una acción colectiva que se desarrollará mañana, de las 13:00 a las 18:00 horas, cuyo requisito será llevar comida, bebida, platos, vasos y cubiertos, para compartirla gratuitamente con otros comensales sentados en la gran mesa que estarán ahí desplegada, o bien, en caso de ya no haber ningún lugar disponible, en las jardineras de la plaza.