Obra de Chillida será exhibida en la explanada de Bellas Artes

La escultura Arco de la libertad, que realizó Eduardo Chillida fue seleccionada para ser parte de la exposición En esto ver aquello. Octavio Paz y el arte, como parte del homenaje al Premio Nobel.
 La escultura Arco de la libertad, de Eduardo Chillida.
La escultura Arco de la libertad, de Eduardo Chillida. (Especial )

Ciudad de México

La escultura Arco de la libertad, que realizó Eduardo Chillida en 1933, fue seleccionada para ser parte de la exposición En esto ver aquello. Octavio Paz y el arte, como parte del homenaje al Premio Nobel, en el centenario de su nacimiento.

Será instalada en la explanada del Palacio de Bellas Artes durante esta noche, la obra fue elegida debido a que Octavio Paz no solo apreciaba el trabajo del artista español, sino que también escribió sobre ella: "en la obra de Chillida "se conjugan dos direcciones opuestas del arte contemporáneo: la atracción por la materia y la reflexión sobre la materia".

La escultura monumental Arco de la libertad, de Chillida (San Sebastián, 1924, País Vasco y fallece en el 2002), llegó a México directo del Museo Chillida-Leku, España. La intención es que dialogue con las cuatro piezas que recibirán al público que asista a la exposición temporal En esto ver aquello. Octavio Paz y el arte, a inaugurarse este 10 de septiembre en el Museo del Palacio de Bellas Artes.

La pieza de 9 mil 800 kilos se mostrará a partir de este sábado, en la explanada del Palacio de Bellas Artes, al lado de las esculturas Reclining Figure, de Henry Moore; Dafne II, de Juan Soriano; la obra Volcán Primitivo, de Vicente Rojo, y Mannari, de Isamu Noguchi.

La obra de Chillida está presente en más de veinte museos de todo el mundo, y se ha exhibido en exposiciones retrospectivas que se han desarrollado en Houston, en Berlín, en Madrid y en Caracas, además de Londres y en Palermo.

Sobre su obra han escrito arquitectos, matemáticos, filósofos como Martín Heideggeer y Emile Cioran, o poetas como Octavio Paz.

Del futbol a la escultura

Chillida fue portero de la Real Sociedad, pues el futbol le apasionaba, no obstante, lo dejó por una lesión. Se encaminó hacia la arquitectura, pero abandonó sus estudios debido a que prefirió dibujar en la Academia de Bellas Artes de San Fernando.

En 1949 se trasladó a París, donde presenta la escultura Forma, en el Salón de Mayo. Un año después expondría en la Galería Maeght, de la Ciudad de Luz, pero decide regresar al País Vasco, donde justamente realiza su primera obra en hierro.

En 1954 montó su primera exposición individual en la galería Clan de Madrid y en 1958 recibió el Gran Premio de la Bienal de Venecia, no habían transcurrido ni dos años y lo galardonan con el Premio Kandinsky.