La editorial Antílope nace con una antología ‘Arbitraria’

Cinco jóvenes editores comienzan su sello editorial con un muestrario de poesía y ensayo donde se incluye la obra de 24 escritores mexicanos menores de 41 años.

México

"Cuando le contamos a otros editores que vamos a poner una editorial, su primer consejo es 'no lo hagan'", cuentan los fundadores de la Editorial Antílope. Son cinco jóvenes entre 27 y 31 años: todos escritores y, al parecer, emprendedores temerarios. Saben que la recompensa económica no llegará pronto y que la distribución es complicada. Pero tienen un objetivo claro: quieren hacer los libros que les gustaría leer.

Isabel Zapata, César Tejeda, Astrid López, Marina Azahua, y Jazmina Barrera han sabido transmitir su entusiasmo a través de las redes sociales. Apenas hace unos días presentaron su proyecto en el sitio de microfinanciamiento colectivo Fondeadora y ya recolectaron más del 80% de su meta final. Calcularon que con 60 mil pesos sería suficiente para arrancar la empresa y publicar su primer libro.

Quienes donen más de 250 pesos a la causa se llevarán una copia de Arbitraria, una antología de 24 escritores mexicanos menores de 41 años, que será el primer volumen del nuevo catálogo. Los textos reunidos son de poesía y ensayo porque son géneros más bien olvidados y que ellos mismos practican (aunque ninguno de los cinco están incluido en la selección de autores), y en los que consideran que se vive un buen momento de experimentación en México.

La idea surgió como respuesta a la iniciativa de Conaculta y el British Council de reunir en una antología a 20 escritores menores de 40. "Todos ellos son narradores y solo hay un ensayista", explica Isabel Zapata, quien se pregunta si la labor del Estado debería ser impulsar lo que más vende o la literatura de calidad más marginada. "No estamos peleados con esa antología", añade Jazmina Barrera, "pero sentimos que debería de haber voces de otro tipo".

Su antología se llama Arbitraria porque así fue la selección, y prefieren no entrar en polémicas. En ésta figuran 24 escritores -porque fue imposible reducirla más- y la edad límite se estableció en 41 a partir de esa misma lista. Se incluyen nombres como los de Óscar de Pablo, Maricela Guerrero, Karen Villeda, Xitlálitl Rodríguez, Alejandro Albarrán, Pablo Molinet, entre otros. Algunos ya han publicado uno o más libros, otros apenas comienzan. Si todo sale como se planea, el libro estará disponible en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Editorial Antílope no cuenta aún con un espacio físico y sus miembros no saben si lo tendrán. El trabajo hasta ahora se realiza en línea, y sin embargo, la posibilidad de editar libros digitales no es todavía una prioridad. "Por el momento estamos concentrados en los libros impresos", dice Jazmina; "nos entusiasma el libro como objeto y las posibilidades físicas de los libros".

No se declaran en contra de la autopublicación en línea, pero su idea es recuperar el papel del editor como pieza fundamental en la elaboración de libros, que según César Tejeda, es algo que se está perdiendo en México: "Aspiramos a hacer un catálogo en el que ciertos lectores puedan confiar para acercarse a la literatura", añade. "Queremos crear un sello".