Texto, música y danza se entrelazan en el 'Edipo' renovado de José Besprosvany

Presentará la obra en el Festival Internacional Cervantino y el Centro Nacional de las Artes.
La puesta en escena actualiza la tragedia del autor griego.
La puesta en escena actualiza la tragedia del autor griego. (Especial)

México

Tuvieron que pasar dos décadas para que el director de teatro y coreógrafo mexicano, radicado en Bélgica, José Besprosvany (Distrito Federal, 1959) volviera a presentarse en los escenarios del país. La vez pasada presentó una obra emblemática en su carrera, Cuartetos, en el Festival Internacional Cervantino y el Centro Nacional de las Artes.

Es reconocido internacionalmente por ser, desde la década de los 80, uno de los reformadores de la danza contemporánea belga francófona por su trabajo con las compañías Mossoux-Bonté, Pierre Droulers, Michèle Noiret y Michèle Anne de Mey.

También ganó el premio al mejor espectáculo del año en la comunidad francófona de Bélgica por La princesse de Babylone (2004). Ahora vendrá a México para montar una renovada versión de Edipo, la obra de Sófocles.

La presentará en el FIC los días 14 y 15 de octubre, mientras el 18 y 19 estará en el Teatro Juan Ruiz de Alarcón del Centro Cultural Universitario de la UNAM.

El artista, que también ganó reconocimientos como El Coreógrafo Electrónico, en Italia, y el Bert Leysen Prijs, en Bélgica, habla de esta puesta en escena y lo que significa para él.

¿A qué se debe el uso de un lenguaje contemporáneo en Edipo?

Siempre me ha interesado que mi trabajo haga guiños hacia el pasado, ya sea la danza clásica o la tragedia griega. Específicamente sobre la tragedia griega, no sabemos cómo eran las representaciones, pero sí que había un texto, música y danza. Como a mí lo que me interesa es entrelazar estas tres disciplinas en el escenario, la tragedia griega es imprescindible para trabajar. Si tomamos el texto de Sófocles, Edipo, tal como se encuentra, se me hace muy pesado y fuera del contexto actual. Lo que me interesó fue la trama, la historia de ese hombre que busca la verdad, y que mucha gente dice que es la primera novela policiaca de la literatura, porque es una investigación con sustento. Quiero sacar la esencia de la universalidad de la tragedia griega y actualizarla para que nos hable al público de hoy en día.

¿La primera novela policiaca?

Es lo que dicen muchos autores que han seguido de cerca el texto. No una novela, sino un texto policiaco, porque es una investigación con sustento. Se trata de investigar quién mató al rey y Edipo hace una investigación en la que se van presentando sucesos que alimentan la trama, donde él se da cuenta que no solo mató al rey, sino que ese rey es su padre y que se acostó con una mujer que termina siendo su madre.

¿Con qué elementos escénicos se puede jugar para modernizar un clásico tan representado?

Primero con la adaptación del texto. El autor de esta versión, Olivier Kemeid, me impresionó mucho en un trabajo anterior que había visto gracias a los alumnos a los que doy clases en el Conservatorio Real de Mons. Luego empleé el teatro contemporáneo, es decir, los actores no aparecen declamando enfáticamente, sino lo hacen de manera más natural, y utilicé la danza contemporánea que he practicado durante muchos años.

¿Cómo conoció a Olivier Kemeid?

En el Conservatorio Real de Mons le di clases de movimiento a un grupo de alumnos, que al terminar el año me invitaron a ver una versión de La Eneida, de Virgilio, un autor que hasta ese momento no conocía. La obra hablaba de los migrantes que llegan a su país, Canadá, en busca de un mejor futuro; me pareció interesante la referencia que empleó y la forma como modernizó un clásico. Después de un tiempo lo busqué, primero para felicitarlo, por lo que había hecho con La Eneida, y luego para preguntarle si quería que trabajáramos juntos en Edipo.

¿Qué aporta el teatro de sombras en una obra como Edipo?

Escogí el teatro de sombras porque no hay muchos ejemplos en la actualidad donde se vinculen danza, teatro y música, de manera coherente. En Oriente existen varias disciplinas que mezclan las disciplinas, como el Teatro Kabuki. El teatro de sombras me interesa porque entrelaza movimiento, sombras, música y danza. Además, como Edipo tiene muchas referencias de luz y sombra, donde varios personajes se quedan ciegos, y encontrar la verdad es hallar la luz de algo, me pareció interesante emplear esta disciplina.