'Duelo', respuesta de Toledo ante la violencia en México

El artista juchiteco presenta 95 obras realizadas en cerámica, en las que se ve reflejada parte de sus inquietudes y luchas sociales.
Piezas exhibidas en el recinto de Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México.
Piezas exhibidas en el recinto de Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México. (Jesús Quintanar)

México

La exposición Duelo, integrada por 95 obras de cerámica realizadas por Francisco Toledo, el artista vivo más importante de México, da cuenta no solo de su lenguaje artístico sino del compromiso social de su arte; ejemplo de ello es su nueva serie inspirada en los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos.

Tras la inauguración de su muestra en el Museo de Arte Moderno (MAM), en la que estuvo acompañado por María Cristina García Cepeda, directora del INBA; Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Conaculta, y de Sylvia Navarrete, directora del MAM, Toledo explicó que su exposición denuncia la injusticia y la violencia en toda la República.

Por eso, explicó, el rojo es determinante y obligado en su obra reciente, el cual utilizó para representar la sangre que corre en el país, especialmente para referirse a los desaparecidos y a las víctimas de la delincuencia.

"Hay personajes representados con gorras de beisbol con una letra 'T', que no es de Toledo sino de Tlatlaya, para protestar por lo que pasó en Guerrero. El tema de esta exposición es la violencia en el país, y no de ahora: yo estuve en Juchitán cuando nació la Coalición Obrera Campesina Estudiantil del Istmo, en el momento en que todas las administraciones eran priístas. Creo que en todo México fue la primera vez que hubo un municipio no priísta y ese fue Juchitán, pero costó vidas, hubo gente sacrificada, como el líder Víctor Yodo. En aquel entonces toqué el tema y ahora lo vuelvo a hacer con lo que ha pasado en Guerrero con los desaparecidos y ajusticiados".

En esta muestra hay obra elaborada en cerámica que alude a lo sucedido en 2006, cuando hubo manifestaciones contra el gobierno de Ulises Ruiz, "cuando la ciudad de Oaxaca estuvo tomada; por la noche desaparecía gente. A mí me tocó ver, caminando hacia el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), en el atrio de Santo Domingo. zapatos abandonados de mujer; fue muy impresionante porque era seguro que se trataba de personas que se habían llevado para desaparecerlas".

Acompañado por su esposa, el artista juchiteco reconoció que ha recibido amenazas de muerte, pero que hasta ahora "no ha pasado nada, más allá de esos amagos. Pero bueno, ahí vamos: a ratos tenemos miedo, pero a ratos no".

Satisfecho con la exposición, el artista dijo que seguirá trabajando la cerámica, pese a que el uso de los químicos le perjudica el oído, debido al polvo que desprenden.

El Cerro del Fortín

Toledo celebró la noticia de que el gobierno de Gabino Cué cambiará de lugar el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca que quería construir en el Cerro del Fortín.

Esta determinación, que se dio a conocer la noche del miércoles a través de un comunicado del gobierno estatal, fue considerada por Toledo como una victoria a lucha pacífica, aunque lamentó que no se haya frenado la construcción del estacionamiento para 600 vehículos, que, según Cué, dará atención a los asistentes al Auditorio de la Guelaguetza.

Los meses de batalla

La decisión de construir el centro en el Cerro del Fortín, que iba en contra del patrimonio natural protegido, "representó un problema que llevó muchos meses de batallar, de cartas, de entrevistas, de reuniones, de conferencias, y parecía que no iban a darse por vencidos. Fue una larga lucha, un largo pleito", precisó el artista, activista y luchador social.

No obstante, cuestionó que se quiera continuar con la construcción del citado estacionamiento, que por cierto, ya está muy avanzada: "Es una locura lo que sucederá en ese lugar porque lo hicieron con salida a calles muy estrechas. Mandamos a las escuelas un problema matemático donde se planteaba la salida al mismo tiempo de 600 coches. La pregunta era: ¿cuántas horas tomará llegar al Zócalo que está en el centro de Oaxaca a unas seis cuadras? Considerando que hay dos semáforos en el camino, el resultado fue que el último coche llegaría al día siguiente apenas al Zócalo".

El artista plástico expresó que no sabe si el gobierno tendrá la sensibilidad para detener este proyecto, el cual causará un enorme congestionamiento vial en el centro de Oaxaca.

Añadió que continuará su lucha contra el maíz transgénico junto con los científicos "comprometidos" de la UNAM y de la Universidad de Chapingo.

La exposición de Francisco Toledo permanecerá abierta hasta febrero de 2016 en el MAM, que se localiza en Paseo de la Reforma y Gandhi.