Donarán terreno para la nueva Fototeca Nacional

El predio está en La Ciudad del Conocimiento, en el municipio de Santiago Tlapacoya.
Actual recinto del archivo fotográfico, en Pachuca.
Actual recinto del archivo fotográfico, en Pachuca. (Saúl López/Cuartoscuro)

Pachuca

El gobierno de Hidalgo formalizó la donación de un terreno de alrededor de 15 mil metros para la construcción de la nueva Fototeca Nacional, que albergará el acervo fotográfico, que llega ya a un millón de imágenes.

Este predio se encuentra dentro de La Ciudad del Conocimiento, un proyecto de 178 hectáreas ubicadas en el municipio de Santiago Tlapacoya, que colinda al surponiente con Pachuca, en la que ya está funcionando el Instituto Politécnico Nacional.

El anuncio se hizo ayer durante el inicio de la edición 16 del Encuentro Nacional de Fototecas —que terminará mañana en Pachuca—, con la presencia del gobernador de Hidalgo, Francisco Olvera Ruiz; el presidente del Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa, y la directora del INAH, Teresa Franco.

La titular del INAH explicó que la siguiente semana se realizarán dos visitas técnicas para elegir entre las dos opciones que se están ofreciendo dentro del mismo predio para construir la nueva sede que acogerá a todo el Sistema Nacional de Fototecas (34 en 19 estados de la República).

Confió en que a principios del año próximo se encuentre definido “este proyecto, que hemos acariciado durante 20 años”.

También durante el evento se firmó el convenio de colaboración entre el Conaculta y el gobierno de Hidalgo. “Con este suman ya 27 acuerdos que suscribimos con entidades federativas, con lo que hemos culminado esta parte del compromiso del gobierno federal”, dijo Tovar y de Teresa.

Fueron entregadas la Medalla y el Reconocimiento al Mérito Fotográfico a Alicia Ahumada, Arturo Fuentes y Elsa Medina. Ésta, a quien correspondió dar el discurso de agradecimiento, mencionó los recientes asesinatos del fotógrafo Rubén Espinosa en la colonia Narvarte (DF).

“Nadia y Rubén hacían lo que les apasionaba y han sido brutalmente asesinados por personas que se han deshumanizado. Yo he estado especialmente preocupada por entender cómo se llega a ese punto de despreciar la vida de los otros, y comprender qué parte de ello me corresponde, de qué soy responsable”. Dijo que es responsabilidad del Estado resolver este gran problema de la violencia y no hacer como que nada pasa.