Un Trump al estilo Warhol pide votar por Hillary

Con un guiño a la obra de Andy Warhol, una artista estadunidense realizó una serigrafía de edición limitada para apoyar la campaña presidencial de Hillary Clinton.

Estados Unidos

La artista neoyorquina Deborah Kass —actual exponente del arte pop estadunidense— comenzó una campaña de apoyo a la candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton. Para ello plasmó, al estilo Andy Warhol, a un Donald Trump de rostro azul que parece estar en el clímax de uno de sus discursos. Rodeado de chillantes tonos amarillos y rosas, el rostro de Trump parece iracundo, endemoniado, como si escupiera las palabras. Abajo se lee la frase "Vote Hillary" (Vota por Hillary). Los retratos se imprimieron en edición limitada para reunir fondos en favor de la campaña de Clinton.

Las serigrafías de Kass son un guiño a una campaña similar que el propio Warhol emprendió en 1972, cuando realizó un retrato de Richard Nixon en apoyo a la campaña presidencial del demócrata George McGovern. 




Vote Hillary es la extensión de uno de los proyectos más exitosos de Kass, The Warhol project, que inició en 1992, retomando la estética y el lenguaje del máximo representante del arte pop. No obstante, Kass dedicó este proyecto a personajes que encarnaban a sus "heroínas", como la fotógrafa y directora de cine Cindy Sherman y la cantante Barbra Streisand. 

Se imprimieron 250 ejemplares de la serigrafía, cada uno tiene un costo de 1000 dólares (más de 18,000 pesos). El dinero recaudado se destinará, según Kass, a "apoyar la causa que busca vencer a Donald Trump y elegir a Hillary Clinton y a los senadores demócratas". Varios cuadros se vendieron apenas unos días después de que Kass anunciara en Twitter el lanzamiento de su obra.

Para agregar una nota de sarcasmo al trabajo de Kass, hay que recordar el pasado problemático de Trump con Warhol: en 1981 el artista realizó una serie de serigrafías de la Trump Tower para el magnate y su entonces esposa Ivana, quienes despreciaron la obra porque "no armonizaba con la decoración del lobby".