Divart muestra el hiperrealismo del artista Omar Ortiz

La galería busca promover ese estilo debido a que representa un nicho distinto de los dedicados al paisaje o naturalezas muertas.
Ha sido influenciado por Rafael Cauduro y Santiago Carbonel.
Ha sido influenciado por Rafael Cauduro y Santiago Carbonel. (Octavio Hoyos)

México

El realismo en la pintura es una de las propuestas estéticas que aún han sido muy poco exploradas; no obstante, es una de las pasiones del joven creador Omar Ortiz (Guadalajara, 1977), quien se ha propuesto dimensionar esta expresión y compartir su trabajo en la Galería Divart, bajo el título de La Femme (La Mujer).

El joven pintor encontró en el hiperrealismo una forma de manifestación que solo los grandes logran dominar. En su obra logra plasmar hasta el máximo detalle de un fragmento de la realidad, confundiendo a los espectadores, quienes, cuando ven sus cuadros, piensan que están frente a una fotografía.

“Trato de representar las cosas que pinto lo más real que puedo, a veces lo logro y a veces no. Lo que me llena es reproducir las formas, los colores, los tonos de la piel, jugar con la iluminación natural. Me gusta tener ambientaciones muy claras, como lo han logrado Rafael Cauduro o Santiago Carbonel, cuyo trabajo me ha influenciado, así como también el de Miguel Ángel, el pintor del Renacimiento”, expresa el artista a MILENIO.

En esta, su primera muestra, Ortiz —quien cuenta con 11 años de trayectoria— sintetiza el romanticismo, el amor, por lo que algunos han definido a su propuesta como “pintura romántica”.

Ortiz afirma que no pretende rescatar la pintura frente al boom del arte conceptual, sino que simplemente le interesa este tipo de expresión y manejar temas sencillos; es decir, sin que resulten historias muy elaboradas, porque lo que motiva es transmitir emociones, en este caso con un hiperrealismo al que denomina “minimalista”, debido a que en sus composiciones utiliza el mínimo de elementos.

Su formación como diseñador gráfico y su gusto por la fotografía han sido la base para plasmar en sus cuadros un realismo que sorprende a propios y a extraños; de esa forma, con el manejo de los planos y la profundidad de campo técnicamente logra su cometido, el cual es reforzado por los pequeños detalles que son capturados por su pincel.

PROPUESTA ÚNICA

El galerista de Divart, Isaac Green Cohen, sostiene que trabaja con Ortiz desde hace cinco años, ya que se dedica a promover a artistas mexicanos con un estilo realista o fotorrealista, como el de este joven creador.

“Su propuesta es única; yo no conozco a otro artista que a su edad pueda pintar así. Cuando uno ve sus cuadros puede jurar que es una fotografía, pero en realizad son pinturas con una enorme calidad, porque sus detalles son perfectos. Su problema es que cuadro que acaba, se vende, por lo que no habíamos tenido la oportunidad de reunir su obra para una exposición. Entonces, con un esfuerzo de un año y medio, sin vender nada de su obra, juntamos los 12 cuadros que estarán en exhibición hasta el cinco de diciembre bajo con el título de La Femme”.

El interés de la Galería Divart por promover el hiperrealismo se debe a que es un aspecto muy poco abordado por la mayoría de los artistas, tal vez porque están en otras búsquedas, además de que “representa un nicho distinto, ya que por lo general, a las galerías les interesa mostrar paisajes o naturalezas muertas”, refiere Green Cohen a MILENIO.

La Galería Divart se encuentra en la calle de Andrés Bello número 29, en el local 2, en el Hotel W Marriot, en Polanco.