Disfrutan en el mundo de la "marea del siglo"

Además de causar el fenómeno marítimo, también se pudo observar  una “superluna”, pues estuvo en su punto más cercano a la Tierra.
Costa francesa
Costa francesa. (Philippe Huguen/AFP)

París

La llamada marea del siglo, un fenómeno espectacular ligado a la mecánica celeste, cautivó la atención de miles de curiosos en las costas de Francia y otras partes del mundo.

Para que se susciten estas grandes mareas se necesita que la Tierra, la Luna y el Sol estén alineados, explicó Kevin Horsburgh, del Centro Oceanográfico Nacional británico.

Detalló que “ para las mareas particularmente grandes, el satélite natural debe encontrarse por encima del ecuador”.

Además de causar el fenómeno marítimo, también se pudo observar  una “superluna”, pues estuvo en su punto más cercano a la Tierra.

El especialista en mares  también resaltó que las fuertes mareas se producen cuando se conjuga perfectamente el alineamiento de los astros en distancias orbitales más cortas.

La última marea del siglo se produjo el 10 de marzo de 1997 y la próxima será hasta el 3 de marzo de 2033.

 La de ayer fue, hasta ahora, la marea más fuerte del siglo XXI.

El fenómeno, que se produce en realidad cada 18 años, reunió a 10 mil personas en lugares donde se pudo observar, como fue el Monte Saint-Michel, Francia, donde las olas alcanzaron 14 metros, más que un edificio de cuatro pisos.

Las autoridades locales multiplicaron en los últimos días los llamados a la prudencia destinados a los pescadores que podrían verse atrapados por la marea, sobre todo en la bahía del Monte Saint-Michel, donde dice la tradición que sube “a la velocidad de un caballo al galope”.

La amplitud de la marea máxima observada en el mundo se produjo desde la bahía de Fundy, en Canadá, donde alcanzó hasta 16 metros.

El fenómeno también fue visible en la costa oriental de Tierra de Fuego, en la costa norte de Australia, y en el británico canal de Bristol, entre otros.