Diccionario del caos, nuevo lenguaje del conocimiento

El autor denominó a su libro como una "fiesta del lenguaje" o un "juguete literario" pues está inspirado en la sabiduría popular, frases, poesía, metáforas, aforismos y la greguería.
El autor y cantante de Monocordio en la Biblioteca Central del Estado platicó sobre su publicación.
El autor y cantante de Monocordio en la Biblioteca Central del Estado platicó sobre su publicación. (Cortesía)

Pachuca

Cada definición no es inamovible, el mundo es indefinible; esa es la idea que Fernando Rivera Calderón, locutor del programa radiofónico El Hueso y fundador, compositor y vocalista del proyecto musical Monocordio, transmite en su libro El diccionario del caos, presentado ayer en la Biblioteca Central del Estado Ricardo Garibay.

Rivera Calderón denominó a su libro como una "fiesta del lenguaje"o un "juguete literario"puesestá inspirado en la sabiduría popular, frases, poesía, metáforas, aforismos y greguería. "No necesitas estar con los grandes intelectuales, también el carnicero es sabio, no necesariamente la sabiduría se encuentra detrás de un escritorio".

A decir del autor, éste no es un diccionario para saciar la ignorancia sino un trabajo autobiográfico –pues se basa en sus vivencias-, donde se pueden encontrar, más que definiciones, interpretaciones de palabras del lenguaje común. Refirió que no todos vemos el mundo igual y El diccionario del caos es una rebelión contra los diccionarios tradicionales.

Algunos conceptos del libro son Humano: Animal que no se siente animal.

Presidente: Error solapado por la mayoría de la minoría que acudió a votar.

Droga: Cualquier cosa que uses más de tres veces al día y te haga sentir bien. Espermatozoide: Pequeño y simpático animalillo unicelular, miembro de una civilización efímera y masiva cuya existencia se basa en el éxito de uno y en el aniquilamiento del resto a través de un proceso democrático sumamente cuestionable. Sobriedad: Enfermedad para la que afortunadamente existen varios tratamientos. Soberbia: Pensar que tú eres mejor que yo. Amor: eso que yo siento por ti y que tú sientes por él.

El país no estaría así si el conocimiento fuera accesible

El libro diseñado por Alejandro Magallanes, es un golpe a los intelectuales de México que se basan en conceptos muy delimitados. "No es que desconfíe del método científico, puede haber una descripción científica de los colores pero a mí los colores me hacen sentir algo, y eso no te lo explica la ciencia", externó.

Consideró que en un país como México, donde aún no se supera el analfabetismo, los que disponen del poder y del conocimiento deben hacer del saber algo más accesible y menos elitista. Para Rivera no significa "vulgarizar" las ciencias sino hacer que sean un bien común, pues el país no estaría así si el conocimiento fuera accesible.

"Yo antes medía mi vida en cumpleaños, pero ahora cuento mi vida por sexenios", soltó y calificó la Reforma Energética como "una tranza monumental", pues el gobierno quiere hacer negocios en todos los niveles y lamentó que la izquierda esté en crisis y sin posibilidades de hacer frente a articular un movimiento para poner alto a las políticas depredadoras.

Todo ello se condensa en el tema "Se vende mi país", escrito por Fernando Rivera y que hace alusión a la venta de los sindicatos, la presidencia del país, la policía, los votos, los medios de comunicación, las plazas, nuestro petróleo, la felicidad, la información, el agua, y la población ni se entera.