Día contra la homofobia: hasta los gays la practican

Consiste en una serie de ideas adquiridas culturalmente sobre la orientación sexual como algo negativo y se activa cuando la descubren.
Cultivan un odio subconsciente contra sí mismos.
Cultivan un odio subconsciente contra sí mismos. (Arturo Fonseca)

México

Hoy en México se conmemora por primera vez el Día Nacional de la Lucha contra la Homofobia; sin embargo, ésta se encuentra arraigada entre las mismas personas homosexuales. La discriminación laboral e institucional solo es la punta del iceberg del impacto que genera. En México, donde 40 por ciento de la población no aceptaría vivir en la misma casa que un homosexual, según el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, se gesta un fenómeno poco conocido y explorado, la denominada homofobia interiorizada, que es la que existe entre los homosexuales.

"La homofobia interna consiste en una serie de ideas adquiridas culturalmente sobre la orientación sexual como algo negativo. Se llama internalizada porque vamos introyectando todos esos aprendizajes y puede afectar la manera de relacionarnos con los demás. Es un concepto que surgió para explicar que las personas homosexuales también son homofóbicas", explicó la psicóloga y directora de Cuenta Conmigo: Diversidad sexual incluyente, Lina Pérez Cerqueda.

Según Pérez Cerqueda, la homofobia interiorizada se activa cuando las personas homosexuales descubren su orientación, ya que ser criados en una cultura heteronormativa los hace sentirse raros, diferentes y van cultivando un odio contra sí mismos en el subconsciente.

Sin embargo, aunque muchas veces la homofobia podría generar un perpetuo encierro en el clóset, el salir de él y aceptarse gay o lesbiana no quita la homofobia interna.

"El que salgas del clóset no quiere decir que no seas homofóbico interno, porque forma parte de nuestra estructura cultural e incluso nos da parte de nuestra identidad que tiende a etiquetar", añadió la especialista.

El activista y académico de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), Antonio Medina, ahonda más en este tema y afirma que el colectivo homosexual está lleno de homofobia interna.

"Se presenta sobre todo en tipos de aspecto varonil que dicen 'no saludo a la jota torcida porque van a creer que soy igual'. Y eso se da hasta en gente intelectual y abiertamente gay. Esto es porque existe una homosexualidad construida a partir de masculinidad social, lo que conlleva a tener una carga de machismo. Entonces, la idea de que entre más activo o look de hetero tengas, tendrás más prestigio que si eres el pasivo o afeminado, surge de esa idea judeocristiana de que lo femenino o lo que es penetrado es degradable. Es misoginia pura."

Medina, quien tiene el papel de embajador ante los medios de comunicación del colectivo Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersexual (LGBTTTI), agregó que muchas veces ese odio interno no solo puede quedar ahí, sino que se puede exteriorizar en los llamados crímenes de odio.

De hecho, México, es el segundo país en el que se ha registrado el mayor número de asesinatos de este tipo, después de Brasil, con más de 700 casos desde 2009, según Letra S.

Sin embargo, la homofobia interna no solo genera una sectorización de la población de la diversidad sexual o una explosión de rechazo que puede llegar al asesinato, o sea, volverse homofobia social, sino que puede enquistarse en el individuo y provocar otros problemas.

"A veces la homofobia interna puede actuar como una venganza contra sí mismo y que atenta contra la seguridad y salud de la persona", señaló Medina.

La homofobia interna es un derivado del rechazo familiar, así lo aseguró Carlos Ramos, Asistente de la Coordinación del Centro Comunitario de Atención a la Diversidad Sexual en el D.F. "Si una persona sale del clóset y su contexto familiar es adverso, esta persona se va replegar y vivirá la angustia, el temor, la culpa y no podrá ser una persona auténtica".

Miriam Ángel, presidenta de la asociación Padres y Madres por la Diversidad Sexual, consideró que hay todavía mucha ignorancia respecto al tema de la homosexualidad en México y eso lleva a los padres al rechazo.

LA INVESTIGACIÓN

En 2010, un estudio de la Universidad de San Francisco, California, llevado a cabo por la investigadora Caitlin Ryan y su equipo, confirmaron que la conducta negativa familiar, más que la social, genera la llamada homofobia interiorizada.

Para el estudio se entrevistó a 224 jóvenes bisexuales y homosexuales de ambos sexos de entre 21 y 25 años. Todos los participantes eran blancos o latinos. El resultado dio cuenta que aquellos con mayores índices de rechazo por parte de sus padres o familiares tenían ocho veces más riesgo de suicidio, tres veces más riesgo de abuso de alcohol o drogas, cuatro veces más riesgo de mantener relaciones sexuales de riesgo y seis veces más riesgo de padecer depresión.

Además, el estudio también reveló que aquellos con una reacción más negativa sobre su orientación sexual en sus familias eran los jóvenes latinos.

Antonio Medina aseguró que es importante trabajar desde la familia para poder desmontar este tipo de homofobia; sin embargo, en México, un país en donde cuatro de cada 10 familias tiene un integrante homosexual, según la Parents, Families and Friends of Gays and Lesbians, son pocos los grupos de padres de familia que ayudan a los mismos a saber reaccionar y actuar en caso de que un hijo o hija salga del clóset.

Para Miriam Ángel, quien fundó Padres y Madres por la Diversidad, para informar a padres de familia sobre este tema, afirmó que la mayor muestra de amor que se le puede dar a un hijo es aceptarlo tal cual para evitar que genere una homofobia interiorizada que pueda dañarlo a sí mismo y a los demás.

Este problema, que no es tan visible para la comunidad gay ni en los medios de comunicación, es sin duda la respuesta a muchos problemas que aquejan al colectivo LGBTTTI en México; pero la duda es: ¿se puede erradicar este problema para generar una mejor comunidad?, según Lina Pérez, sí.

"Solo trabajando esa serie de aprendizajes se puede quitar, desmontando todo aquello que se nos fue construyendo desde niños, esas ideas y prejuicios que forman la homofobia interna".