Devora el primer lugar en Bienal de Literatura Joven

Con la propuesta Devórame hasta la fealdad, Álvaro Luquín se hizo acreedor al premio Hugo Gutiérrez Vega, en la categoría poesía, concedido la Secretaría de Cultura de Guadalajara.
El joven escritor espera publicar su obra ganadora, buscará a autoridades y también sellos editoriales
El joven escritor espera publicar su obra ganadora, buscará a autoridades y también sellos editoriales (Gerardo Esparza)

Guadalajara

Álvaro Luquín es el nombre del autor ganador, en la categoría poesía, del premio Bienal de Literatura Joven Hugo Gutiérrez Vega, gracias a su propuesta de libro Devórame hasta la fealdad, que hoy se entrega en ceremonia oficial. En sus palabras, el premio representa “mucho valor, pues va unido al nombre de unos de los mejores poetas que ha dado el estado de Jalisco, además de que es un empujoncito que señala que mi poesía no va tan jodida como a veces lo creo; el premio es un aliciente para seguir escribiendo”, comenta.

El reconocimiento consiste en la entrega de cien mil pesos, pero contrario a lo que suele suceder en concursos de géneros literarios, no se garantiza la publicación de la obra, lo que no representa una desilusión para el escritor pues admite que “desde el principio, la convocatoria precisaba que no se iba a publicar, el secretario –de Cultura en el Ayuntamiento de Guadalajara- Ricardo Duarte creo iba a buscar recursos para publicarlo, hasta ahora, según tengo entendido, el reconocimiento sólo incluye al dinero como premio”, expresa el autor.

Sin embargo, debido a que en fechas recientes el premio de cuento, que también es parte de la Bienal de Literatura Joven Hugo Gutiérrez Vega y es organizado por la secretaría tapatía, fue declarado desierto por el jurado, considera que “quizá se podría hacer algo, no sé si vayan a hablar entre ellos y con ese dinero plantear una coedición, pero reitero, en ningún momento se ha prometido. Por mi parte, voy a buscar un diálogo con las autoridades culturales para ver si les interesaría apoyar una coedición, pero tampoco les exigiría” comparte.

 

Respecto al proceso del concurso narra que entregó su propuesta a finales del año pasado pues el fallo, originalmente estaba programado para anunciarse en la víspera del 14 de febrero de 2014, para celebrar el aniversario de la fundación de la ciudad, sin embargo, tuvieron lugar varios cambios de fecha y finalmente hoy recibirá el galardón en el salón de cabildo del ayuntamiento tapatío. Expresa que la propuesta premiada, titulada Devórame hasta la fealdad, ha cambiado de nombre, pues ha tomado la decisión de que ahora se llame Ósculo Apaño, incluso, tras una revisión, retiró hasta 20 poemas, “le corregí muchas cosas, ahora tengo el mismo libro pero revisado, pulido”, señala.

En su opinión y a manera de propuesta de mejora, el concurso debe tener más difusión “porque debe ser una de las convocatorias que mayor premio otorgan, y es que yo me enteré por un amigo, siento que les faltó divulgarlo, porque si juntas todos los ganadores son casi 500 mil pesos repartidos, ya nomás con los dos primeros lugares suman más de lo que se entrega en el estado en cualquier concurso”.

El poemario es un proyecto que Álvaro Luquín estuvo trabajando durante dos años “porque me cuesta mucho trabajo escribir, cuando termino un texto ya no sé qué escribir, no tengo una línea que me vaya llevando para predeterminar qué es lo que sigue, no, en cada poema es como volver a morir y volver a nacer; por eso me tardo tanto en trabajar; también por eso podé tanto este libro que originalmente tenía más de ochenta páginas y ahora ya sólo me quedé con sesenta”. El jurado que declaró ganador a Álvaro Luquín estuvo integrado por reconocidos autores, como es el caso de Ricardo Solís, Carlos Vicente Castro, Carmen Villoro y Jorge Souza, quien es colaborador de MILENIO JALISCO.

A través de un comunicado oficial, el jurado destacó, sobre las virtudes de la propuesta ganadora, que: “El libro construye un sujeto lírico complejo, en el horizonte del mundo actual. Su lenguaje, arriesgado y personal, despliega un sistema coherente de referencias contemporáneas”.