Detienen construcción del Centro Cultural de la "Consti"

El Director de Obras Públicas municipal reconoce que el ayuntamiento ha retrasado ya dos meses el pago inicial acordado a la empresa implicada.
No fluyen los recursos para el proyecto a pesar de que se anunció que se les habían etiquetado desde 2014
No fluyen los recursos para el proyecto a pesar de que se anunció que se les habían etiquetado desde 2014 (Arllete Solano)

Guadalajara

A escasos meses de que concluya la Administración municipal de Zapopan encabezada por Héctor Robles Peiro, el Centro Cultural Constitución sigue estancado a pesar de que los recursos ya habían sido asignados desde 2014. Este nuevo edificio sustituirá al Mercado Bola, derrumbado para dicho efecto.

Carmelo Muñoz Hernández, actual director de Obras Públicas municipal, asegura que depende de muchos factores la conclusión del proyecto. Uno de ellos es la falta de recursos, si esto f luye esperan entregar la obra casi completa antes de que tome posesión la siguiente Administración. 

“En el escenario de que tuviéramos el flujo el día de hoy, estaríamos dejando en un 80 por ciento de avance la obra. Si me lo dejan en la parte técnica seguramente probablemente sí pudiéramos comprometernos a ese 80 por ciento pero depende de otros factores, de otras situaciones que habría que dejarlas muy claras, pero en mi área de competencia yo me aseguraré de dejar las obras lo más avanzadas posibles y dejar los pagos en materia de obras públicas lo más sanos posibles".

El funcionario que recientemente tomó la estafeta de su antecesor José Castellanos, dice que “está paralizado por falta de liquidez de 40 millones de pesos destinados para la construcción del plantel donde se ofrecerán talleres artísticos y de recreación, que se espera cuente también con foro para teatro y oficinas 
administrativas. La empresa asignada para los trabajos no ha recibido “ni un cinco. Se le debe todo, no le hemos dado ni el anticipo que es importantísimo y sabemos que los tiempos corren a partir de eso”, dice el funcionario.

Aunque no reveló la suma, explicó que apenas dos meses después de iniciar se está concretando la entrega del primer pago, de manera que la empresa queda absuelta de cumplir con el cronograma. “Ahorita estamos a la espera de que se resuelva la entrega del anticipo para reanudar los trabajos a la brevedad. Calculo
que (la constructora) debe llevar un 18 o 20 por ciento, alcanzó a colocar muros interiores y muros exteriores, de fachada y aparentes. Me comentó el alcalde que esta misma semana estaríamos resolviéndolo”.

Al solicitarle los motivos por la falta de liquidez, apuntó a la tesorería municipal como la encargada de este rubro, y sugirió que tendría que ver con el compromiso que tiene dicha dependencia de hacer el pago del 50 por ciento de aguinaldos que se entrega esta próxima quincena a los trabajadores del Ayuntamiento de Zapopan. El arquitecto puntualiza que de concluirse la obra antes del cambio de gobierno, quedarían por hacer detalles menores.

“Nosotros nos estamos concentrando en la estructura e instalaciones que van ocultas, las instalaciones hidráulicas, sanitarias, eléctricas, lumínicas, aire acondicionado, voz, datos y todas las preparaciones muy especiales que tiene que ver como un teatro. Es lo que queremos adelantar lo más posible. Los detalles finos que son plafones y pintura, son los que seguramente que podemos dejarle dentro de ese 20 por ciento que no estamos seguros de poder concluir”.

En octubre pasado el alcalde Robles Peiro anunció a medios que se destinarían cerca de 50 millones en la primera etapa de construcción, ahora ya se sabe que
no es esa cantidad sino cerca de 40 millones. El proyecto incluye la realización de cuatro niveles, 12 mil metros cuadrados de construcción y estacionamiento con
capacidad de hasta 150 vehículos. 

Rafael Castro, director de centros culturales del municipio, lamenta que en tres años que lleva al frente de esta red no se haya realizar ni una sola actividad en este lugar. 

“Quisimos programar, pensamos hacer algún concierto pero el espacio que va a quedar como foro tiene varillas en el piso, picos. Pensamos que si alguien se caía podría ser muy peligroso así que fue imposible hacer algo ahí. Es una medida precautoria ante ese panorama”.