Detectan en EU otro virus letal trasmitido por las garrapatas

El agente patógeno fue denominado Bourbon; un hombre infectado sobrevivió solo 11 días.
Investigación en los laboratorios del CDC.
Investigación en los laboratorios del CDC. (EFE)

Washington

Las autoridades sanitarias estadunidenses informaron sobre el descubrimiento de un nuevo virus que sería responsable de la muerte de un hombre, quien aparentemente se encontraba bien de salud, en el estado de Kansas en la primavera de 2014.

El virus fue bautizado como Bourbon, por el nombre del condado donde vivía el paciente y forma parte de un grupo de virus llamados thogotovirus, señaló el Centro de Control y Prevención de las Enfermedades (CDC).

Es la primera vez que un virus de esta familia causa una enfermedad mortal en un humano en Estados Unidos, y es solo el octavo caso conocido de infección por un thogotovirus.

En la medida en que los virus de ese grupo de agentes patógenos (thogotovirus) estén ligados a garrapatas o mosquitos en ciertas partes de Europa, Asia y África, el virus Bourbon podría también propagarse a garrapatas u otros insectos.

El hombre que adquirió el Buorbon tenía más de 50 años y había sido mordido múltiples veces por garrapatas poco días antes a enfermarse, detalló el CDC. También destacó que éste es el único caso conocido.

Los resultados de numerosas pruebas para un gran número de enfermedades infecciosas resultaron negativas; una muestra de sangre del enfermo fue enviada a un laboratorio del CDC para análisis suplementarios.

Las pruebas iniciales detectaron la presencia de un virus no identificado. Los investigadores del CDC determinaron que se trataba de un nuevo virus, luego de haber utilizado una tecnología molecular avanzada de detección (AMD).

Los médicos que atendieron al hombre en Kansas encontraron una garrapata llena de sangre en su hombro. Unos días después cayó enfermo con fiebre y dolor de cabeza, según el estudio publicado en la revista de enfermedades infecciosas emergentes del CDC.

A pesar de tomar antibióticos, su estado se agravó, sobre todo sus funciones renales. No podía respirar por sí mismo y murió 11 días después de la aparición de los síntomas.