Destiny, una risa trágica

La compañía teatral Cardumen presentará una obra de títeres y actores llena de risas, un asesinato y seres extraños.

Ciudad de México

Un médico asesina a un famoso y mal cómico y huye al bosque donde descubre que ha perdido la memoria. Así inicia Destiny o el chiste de un mal cómico, una farsa donde títeres y actores dan vida a una variedad de personajes extravagantes.

La puesta en escena retrata con humor las relaciones familiares, la infancia y el deseo con un montaje ágil y emotivo que reproduce la estética victoriana presente en los personajes que van desde un enano que sabe leer tripas de caballos, unas siamesas y un actor llamado Werner.

Destiny es una obra de la dramaturga Mariana Hartasánchez y dirigida por Ginés Cruz, editada en el número 45 de la revista Paso de Gato; en el reparto están Ix-chel Muñoz y Francisco Bahena como titiriteros profesionales.

Tendrá una temporada de seis funciones a partir del jueves 9 de agosto a las 19:00 horas en el teatro Carlos Lazo de la Facultad de Arquitectura de Ciudad Universitaria.