Destacadas personalidades de Nuevo León se adelantaron en el camino

Fallecieron Federico Cantú Fabila, José María Mendiola, Gustavo Garza Guajardo y Julián Garza.
La fundadora de Arte AC y el Salón de Noviembre.
La fundadora de Arte AC y el Salón de Noviembre. (Especial)

Monterrey

Algunas personalidades de la promoción cultural en el estado así como escritores de la localidad fallecieron durante el año que está por concluir, dejando con ellos un legado difícil de borrar.

Quizás el más sensible, tanto por la cercanía del hecho como por la forma en que se registró, fue la muerte de Eliseo Garza Salinas, quien fungía como director de los 3 Museos.

Hallado asesinado en su oficina el pasado 22 de diciembre, la muerte de Garza Salinas cimbró a la comunidad cultural de la localidad, quienes todavía hoy tienen preguntas por la poca información que se ha ventilado del caso.

Siendo partícipe de diversas instancias como el Teatro de la Ciudad, como gerente de desarrollo cultural del Centro Cultural Alfa o en el Museo del Vidrio, Garza Salinas fue reconocido como un promotor cultural para el estado. Además colaboró  en la organización del Fórum Universal de las Culturas Monterrey 2007 como responsable de Exposiciones.

También resultó una pérdida sensible el fallecimiento de doña Romelia Domene Flor de Rangel, sucedido el 22 de octubre a la edad de 99 años.

A doña Romelia se le recordará por ser una de las pioneras de la promotoría cultural en el estado, principalmente por fundar Arte AC en 1955.

En su legado destaca el crear el Salón de Noviembre, que es el más antiguo de la ciudad. A su labor por promover el arte se le deben las primeras exposiciones de José Luis Cuevas o del Dr. Atl en Monterrey.

Arte AC le brindó un homenaje a doña Romelia el pasado mes de noviembre.

El 30 de mayo falleció el escultor, pintor y grabador Federico Cantú Fabila. Hijo del también artista nuevoleonés Federico Cantú Garza, se destacó por ser el autor de la escultura de Fray Servando Teresa de Mier inaugurada en 2009, entre otras piezas.

En el ámbito de la literatura se registraron dos sensibles pérdidas. Una de ellas fue la del escritor Ricardo Elizondo Elizondo, acontecida la mañana del 24 de agosto en su domicilio.

El autor de novelas como Setenta veces siete, Narcedolia piedrotas y Relatos de mar, desierto y muerte es reconocido por lograr retratar al lenguaje del noreste mexicano con gran precisión.

Se  desempeñó como director del Archivo General del Estado y como director de la Biblioteca Cervantina del Tecnológico de Monterrey. Murió a causa de una enfermedad que lo afectaba en los últimos años.

Reconocido músico y escritor, José María Chema Mendiola falleció el 3  de diciembre a causa de un mal hepático.

Figuró con obras literarias como Libro del Brujo o el Libro de las especies. Este año la UANL y amigos del escritor le reconocieron con un concierto homenaje.

Otra de las sensibles pérdidas para la escena local fue la del locutor Horacio Lacho Pedraza el 26 de noviembre, siendo uno de los impulsores de la música pop y rock en la escena local en los años sesenta.

En este mismo ámbito también se presentó la pérdida del músico y compositor Julián Garza Arredondo, El Viejo Paulino, el 16 de julio, tras una larga convalecencia.

El artista nacido en Los Ramones, Nuevo León, se destacó por formar junto a su hermano el dueto Luis y Julián, con el que se mantuvieron hasta 2003.

El Museo de Historia Mexicana le ofreció un homenaje en abril  por sus 40 años de trayectoria.

Otra de las pérdidas fue la del historiador, educador y promotor cultural Gustavo Garza Guajardo el 23 de julio.