Destaca pianista en concierto de OSUANL

Kristhyan Benítez, con 30 años de edad y un gran repertorio de giras por Europa y Estados Unidos llega ahora a Monterrey junto con la Orquesta Sinfónica de la Universidad.
Kristhyan Benítez, pianista venezolano, recibió el aplauso del público regiomontano tras su presentación.
Kristhyan Benítez, pianista venezolano, recibió el aplauso del público regiomontano tras su presentación. (Gustavo Mendoza)

Monterrey

El pianista venezolano Kristhyan Benítez se llevó la noche junto a la Orquesta Sinfónica de la UANL al ocasionar que la mayoría del público le rindiera una carretada de aplausos al intermedio del concierto, durante la noche del jueves.

Con un programa compuesto de obras de Johannes Brahms y Edvard Grieg, la velada contó con la sorpresa del estreno por primera vez en Monterrey de la Sinfonía no. 1, del compositor norteamericano Charles Ives.

Sin embargo, la noche se la llevó Benítez con la técnica y pasión con que ejecutó el concierto para piano y orquesta de Grieg, siendo reconocido su trabajo por el público, que si bien no llenó el aforo del Teatro Universitario sí representó una buena entrada.

El pianista destacó en el segundo y tercer movimiento del concierto; apoyado por la Orquesta Sinfónica que en esta ocasión fue dirigida por el director huésped español José Luis Castillo.

La velada comenzó con la Obertura trágica, de Brahms, con una orquesta vestida de blanco salvo el director, quien vestía en negro como es habitual. La pieza, que poco o nada tiene de trágico en su música, fue bien recibida por los asistentes.

Con la aparición de Kristhyan Benítez poco a poco el público conoció la técnica que ofrece el pianista, quien con apenas 30 años ya cuenta con un amplio repertorio de presentaciones tanto en Europa como en Estados Unidos.

Logrando un buen diálogo con el resto de la orquesta, Benítez deleitó al público con Adagio y el Allegro moderato molto e marcato, desatando que el público lo ovacionara de pie al término del concierto para piano y orquesta, previo al intermedio. El pianista regresó en dos ocasiones a causa de los aplausos.

Para terminar el concierto, el público tuvo la oportunidad de escuchar la Sinfonía no. 1, del compositor norteamericano Ives, una pieza más relacionada con lo clásico y que se tocó por primera vez en Monterrey.

El concierto del jueves por la noche fue el penúltimo de la Segunda Temporada para la Sinfónica Universitaria, misma que será clausurada el próximo 7 de julio con un concierto dedicado a Mozart con las piezas La flauta mágica y el Concierto para piano y orquesta no. 22.

La cita es a las 20:00 en el Teatro Universitario de la Unidad Mederos. El concierto se transmite en vivo a través de Canal 53 Tv Uni, así como en la televisión de paga.