Destaca Juan Villoro la lucha de su padre por sus ideales

El escritor mexicano afirmó que su padre, quien murió hoy a los 91 años, tuvo una existencia plena y rica hasta sus últimos días, manteniéndose en pie de lucha por sus ideas.
Juan Villoro afirmó que su padre fue un filósofo dedicado a la búsqueda de la identidad nacional.
Juan Villoro afirmó que su padre fue un filósofo dedicado a la búsqueda de la identidad nacional. (Notimex)

Ciudad de México

El escritor Juan Villoro afirmó que su padre Luis Villoro, fallecido hoy a los 91 años de edad, tuvo una existencia plena y rica hasta sus últimos días, manteniéndose en pie de lucha por sus ideas, por lo que es muy conmovedor ver que el arco de su vida fue amplio y generoso.

En entrevista con los medios de comunicación realizada hoy en una agencia funeraria ubicada al sur de esta ciudad, el también narrador y periodista mencionó que su padre fue un filósofo dedicado a la búsqueda de la identidad nacional.

Destacó que Luis Villoro inició su trabajo con el estudio de los defensores de los indios, pero la vida le deparó la fortuna de poder terminar sus días convertido él mismo en un defensor de los derechos de los indígenas.

"Él empieza estudiando a Bartolomé de las Casas, Vasco de Quiroga y Francisco Javier Clavijero, entre otros", mencionó el autor de "Arrecife".

Destacó que su padre y filósofo, a los 90 años, fue homenajeado en Michoacán, donde la comunidad purépecha lo llamó "Tata", y una mujer dijo que gracias a figuras como él no se avergonzaba de ser indígena.

"Creo que ahí se cumplió un ciclo en su vida, dejándonos muchas cosas, tanto a mí como a mis cuatro hermanos y soy el único que vive en el Distrito Federal, pero de un momento a otro llegarán los demás", comentó el escritor.

Juan Villoro también recordó que su obra teatral "El filósofo declara" se inspiró en la atmósfera de su padre, porque esa pieza escénica es una burla sarcástica de los límites de la inteligencia y de la neurosis que es el idiotismo de la gente pensante.

"Ciertamente gracias a mi padre conocí a muchos neuróticos y en parte él también lo fue, pero ese es el ambiente como caldo de cultivo en el que me críe, aunque desde luego no había nada personal respecto a él o a sus amigos", abundó.

El autor dijo que su padre fue un hombre social y muy cálido. "Creo que la mayoría de sus alumnos, que fueron miles en la universidad, lo recuerdan como una persona muy accesible y tuvo discípulos muy notables, pero sobre todo fue una persona con mucha lealtad por sus ideas", acotó. El cuerpo de Luis Villoro será cremado mañana a las 21:00 horas.