Desdeñan viejitos uso de la cartilla para vacunarse

Esa situación genera que repitan vacunas para tétanos o difteria, asegura directivo.
Una anciana tratada en un hospital.
Una anciana tratada en un hospital. (Sally Mairs/AFP)

México

Envejecer en México no debe ser sinónimo de deterioro, ni una etiqueta de estereotipo negativo, aseguró el doctor Luis Miguel Robledo, director general del Instituto Nacional de Geriatría, quien destacó que esto se debe impulsar desde la familia, con una vida saludable a través de control de enfermedades como diabetes, hipertensión y prevención con vacunas.

“Tenemos una cartilla de salud de las personas mayores, pero es raro el que  la tiene a la mano; seguimos vacunándonos contra tétanos, difteria y neumonía”, dijo Robledo en el Seminario de Vacunación realizado por Pfizer México.

Desde 1993 existe la cartilla de vacunación para personas mayores, pero que no todas sepan que deben vacunarse o deben contar con ello demuestra la falta de comunicación social. “Desde esa fecha tenemos campañas que no se reflejan en los medios; en encuestas que realizamos es raro que alguien cuente con su cartilla, por lo que no hemos logrado que tenga la vigencia que debiera”, destacó.

La edad es un factor de riesgo importante en el desarrollo de la neumonía en personas mayores de 50 años; sin embargo, en América Latina solo un tercio de este grupo se considera en riesgo, revela una encuesta aplicada en 3 mil 253 adultos de siete países.

En México, 87 por ciento de los encuestados ha escuchado sobre la neumonía, pero 56 por ciento no sabe que es una infección respiratoria aguda que afecta los pulmones; paradójicamente, 75 por ciento la percibe como una enfermedad más mortal que la influenza.

“No hay conciencia de la gravedad que tiene la enfermedad y de que en realidad todos estamos expuestos, no queremos pensar en ello”, dijo Luis Miguel Robledo ante estos resultados.

Informó que los especialistas en geriatría se enfrentan a barreras como la comunicación entre colegas y hasta con los pacientes, quienes asumen que la vejez es sinónimo de enfermedad.

El doctor Alejandro Cané, jefe de asuntos médicos y científicos para América Latina de la división de vacunas de Pfizer, destacó que ante la falta de información que se tiene sobre la enfermedad los médicos son la principal fuente de información sobre los programas de vacunación.

“La neumonía puede ser prevenible por la vacunación. En esta tarea debemos trabajar de manera conjunta con gobiernos, médicos y organizaciones sociales para impulsar un cambio positivo”, destacó Cané.

Los adultos mayores de 50 años en México están expuestos a la neumocócica conjugada trecevalente, pero no está incluída en la cartilla de este sector, por lo tanto, no existe una obligatoriedad para que se vacunen contra la enfermedad.

“Hemos tenido discusiones con las autoridades de Salud en México para evaluar la incorporación de la vacuna neumocócica conjugada trecevalente”, señaló Cané, por ello el especialista también resaltó la necesidad de políticas públicas para que este sector la reciba de forma gratuita y asociada con la vacuna 23 polisacárida.