Descifran cinco genes que originan cáncer de pulmón letal

Casi 30% de los mexicanos enfermos lo desarrolla aún sin haber fumado.
Andrés Cardona, coordinador científico de Clipcap Projects.
Andrés Cardona, coordinador científico de Clipcap Projects. (Blanca Valadez)

Cancún

Investigaciones lideradas por el Instituto Nacional de Cancerología (Incan) permitieron descifrar mutaciones genéticas que contribuyen a que en México se desarrolle cáncer de pulmón agresivo, incluso entre personas que nunca han fumado ni estado expuestas al humo de leña.

Andrés Cardona, coordinador científico del Proyecto del Consorcio Latinoamericano para la Investigación del Cáncer de Pulmón (Clipcap Projects), precisó que dentro de la investigación se detectó la mutación de un gen denominado ALK, que propicia que hasta 30 por ciento de los enfermos padezcan cáncer pulmonar agresivo, sin los mencionados factores de riesgos.

Se trata de un trabajo científico en el que están involucrados científicos de 25 países y que encabeza el Incan en coordinación con la Universidad de Harvard. 

Se descifraron, dijo, muchas de las claves para el desarrollo del cáncer de pulmón agresivo; hasta ahora hemos analizado cinco genes esenciales, de 40 mutados que son detonadores de la enfermedad.

Entre los peculiares se encuentra el ALK, que es prácticamente exclusivo de México, aunque también se ha detectado en algunos países latinoamericanos.

Para llegar a esta conclusión se estudió a mil personas de México, Colombia y Argentina, a quienes les tomaron muestras de sangre y las características de su sarcoma en diferentes etapas.

De acuerdo con el científico, quien participó en la Cumbre Oncológica de Pfizer, la cual se llevó a cabo en Cancún, Quintana Roo, así pudieron detectar que en algunos países, como México, hay mayor prevalencia de cáncer pulmonar avanzado y metastásico, con pronóstico de alta letalidad, porque aparecen mutaciones genéticas en el ALK.

Esta situación se registra de manera alarmante a pesar de que en el país se fuma menos en comparación con otras naciones de la región y del mundo.

La tasa de fumadores en AL es de 23 por ciento, mientras en Estados Unidos oscila en 35 por ciento; en tanto, en Rusia y China llega a 60 por ciento, respectivamente.

En contraste, en México el índice de fumadores es de 22 por ciento y, de acuerdo con este estudio, que encabeza Óscar Arrieta, del Incan, Hay 18 millones de mexicanos y anualmente fallecen alrededor de 8 mil personas por cáncer de pulmón; solo uno de cada 10 puede curarse.

En la actualidad se hacen estudios específicos sobre el gen ALK, para lo cual se utilizan fármacos de última generación, como Crizotinib, en pacientes con cáncer metastásico.

El objetivo es “quitarle el freno a ese genotipo” que propicia la muerte de los pacientes en pocos meses.

Los resultados obtenidos hasta ahora son alentadores, ya que los pacientes que participan en el protocolo han alargado la sobrevida hasta cuatro años.

Por lazos asiáticos

La investigación, cuyos resultados completos se darán a conocer en la Conferencia Mundial de Cáncer de Pulmón, de Denver, Colorado, Estados Unidos, también establece que en países como México existe mayor prevalencia, debido a la herencia genética, la cual es similar a la de los ciudadanos asiáticos. Esto no se observó, por ejemplo, en Argentina, cuyo linaje está más ligado con los europeos.

El gen ALK se presenta en 12 por ciento de los asiáticos y en México la prevalencia es hasta de 14 por ciento, debido a la “mezcla de la herencia asiática con nuestros antepasados aborígenes. Tenemos más de asiáticos que de españoles”. En Colombia este indicador es de 5.6 por ciento y en Argentina de 4.8 por ciento. 

Añadió que en la actualidad se estudian más fármacos para crear una especie de parches, lo que podría identificarse como las antenas parabólicas de tumor maligno, a efecto de taponear literalmente su proceso degenerativo que lleva a la muerte.

Existe la posibilidad de que, con este desciframiento genético se pueda, en un futuro cercano, desarrollar inmunotrapias capaces de atacar el tumor maligno e impedir sus ramificaciones metastásicas.

Actualmente se cree, de acuerdo con las investigaciones, que la inmunoterapia con los tratamientos farmacológicos orales, como el mencionado de última generación podrán alargar hasta 10 años la sobrevida.

Detección

El Clipcap está conformado por científicos de México, Colombia, Argentina, Perú, Panama, Costa Rica, Venezuela, Uruguay y Brasil.

Además del proyecto ALK, en el que participan 25 especialistas internacionales, incluidos algunos del Incan, se hicieron otros de desciframientos genómicos de cuatro genes.

En este caso se tomaron muestras a 5 mil 200 personas de 24 países y se pudo comprobar que en el cáncer de pulmón se encontraron las mismas características que propician el virus del papiloma humano (VPH) y el virus Epstein Barr, conocido como el del beso, que se trasmite por saliva, llega a los pulmones y es muy común en asiáticos y chinos.

“Hemos hecho pruebas y encontrado proteínas del VPH incrustadas dentro del cáncer del pulmón”, señaló.

También predispone la tuberculosis y, por supuesto, no se deben de desestimar factores de riesgo, como anemia, obesidad o tabaquismo, que inflaman los pulmones.

En las investigaciones también se encontró que el gen EGFR, uno de los más importantes en cáncer de pulmón, está presente en la población de adultos de EU en 15 por ciento, en los europeos está en 14 por ciento y en Latinoamérica se encuentra en casi 30 por ciento. En México la prevalencia es de 34 por ciento y en Perú de 50 por ciento.

“Llevamos cinco genes descifrados y lo que hemos aprendido es que se debe de modificar la intervención en cáncer de pulmón; sustituir en algunos casos las quimioterapias, que son poco efectivas, por tratamientos específicos y útiles para elevar la calidad y sobrevida de pacientes con mutaciones en genes especiales”, destacó.