Desarrollan proteína que activa el sistema inmune contra el VIH

Pretenden que los linfocitos TCD8 (anticuerpos) logren evitar la infección e, incluso, identificar las células en las que se aloja el virus para atacarlas.
Leticia Moreno, académica de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala, dirige el estudio.
Leticia Moreno, académica de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala, dirige el estudio. (Especial)

México

Un grupo  de investigadores dirigido por Leticia Moreno, académica de la  Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la UNAM, en colaboración con Sergio Rosales, de la  Universidad Autónoma de San Luis Potosí, desarrolló una proteína sintética capaz de estimular la respuesta inmunológica para reconocer a los receptores de las células que infecta el VIH.

Ese virus tiene estrategias para evadir al sistema inmune y mermar el organismo, hasta dejarlo vulnerable a todo tipo de enfermedades. Puede mantenerse en forma latente por años o mutar su forma, al integrarse al ADN de las células huésped.

Por ese motivo, los científicos de la UNAM buscan identificar las regiones que el VIH, por más que modifique su estructura, requiere para infectar una célula. “Si logramos bloquearlas por medio de anticuerpos, se puede evitar la infección”, aseguró Moreno.

Con la proteína también buscan “inducir respuestas celulares específicas, con lo que los linfocitos TCD8 pueden identificar las células ya infectadas con VIH y lanzar un ataque dirigido hacia ellas”, destacó la académica en un comunicado.

Día Mundial

En el contexto del Día Mundial contra el Sida, que se conmemora el 1 de diciembre, la especialista puntualizó que la idea es generar una respuesta inmune específica, dirigida a las regiones del virus que funcionan como receptores en las células que éste ataca.

En el Laboratorio de Inmunidad de Mucosas, de la Unidad de Investigación en Biomedicina de la FES Iztacala, Moreno analizó los mecanismos de acción e identificó las vías de señalización que la proteína Cry1Ac de Bacillus thuringiensis —protoxina utilizada en insecticidas biológicos— induce en los linfocitos TCD8, que son las células del sistema inmune.

En su trabajo, describe que dicha protoxina es inmunogénica; es decir, capaz de activar las células del sistema inmunológico, una propiedad que resulta muy útil para mejorar las vacunas.

“Al coadministrarla o conjugarla con diversos antígenos (como polisacáridos, proteínas o péptidos del VIH), incrementa la respuesta inmune específica hacia éstos”, explicó la especialista.

“El péptido sintético ya existía, pero logramos expresarlo en (la bacteria) Escherichia coli y evaluamos su inmunogenicidad al administrarlo vía oral e intranasal en ratones, observando que era capaz de inducir una respuesta significativa de anticuerpos en mucosas vaginales e intestinales”, detalló.

A esa construcción le añadieron epítopes (la parte de los antígenos que es reconocida por las células del sistema inmune) de cinco aislados distintos de VIH. Si los anticuerpos las reconocen, impiden la fusión del virus con la célula que intenta infectar. Como resultado de ese experimento obtuvieron la proteína C4V6.

Experimentos

Recientemente el grupo mejoró el diseño y elaboró una proteína sintética multiepitópica (que pueda tener muchas partes que sean reconocidas por los anticuerpos), la cual incluye regiones que son reconocidas por las células defensoras capaces de neutralizar al VIH.

La idea del equipo es inducir una respuesta inmune mediante un proteína multi VIH, capaz de neutralizar a un amplio rango de aislados del virus, dirigida a las regiones que utiliza como receptores para fusionarse con células que infecta y liberaren las que libera su material genético.

“Al inmunizar vía oral a ratones, se logró la inducción de anticuerpos específicos hacia los epítopes del VIH incluidos en la proteína. A futuro, es necesario analizar si los anticuerpos inducidos son capaces de neutralizar la infección en cultivos in vitro de células humanas con el virus”, apuntó la académica.

“Para el estudio se requiere infraestructura de bioseguridad, no disponible en nuestro laboratorio”, acotó Moreno.

No obstante, tienen planeado mejorar la producción de la proteína y purificarla en grandes cantidades para evaluarla como vacuna en otros modelos animales.

La científica dijo que, si bien las terapias con antirretrovirales son efectivas, el virus sigue propagándose. “Deben continuar los esfuerzos para diseñar vacunas. No debemos bajar la guardia”, concluyó.

Por confiar en la pareja, 90% de contagios

En México, 90 por ciento de los contagios por VIH/sida entre mujeres jóvenes y en edad reproductiva, se debe a que mantuvieron relaciones sexuales sin condón porque confiaron en sus parejas, indicó Patricia Uribe, directora General del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida  (Censida).

“Un estudio en 2013 realizado con mexicanas reveló que siete de cada 10 mujeres que viven con el virus lo adquirieron de sus parejas formales, con quienes no creían necesario protegerse”, explicó la funcionaria.

En la conmemoración de Día Mundial del Sida, que se celebra cada 1 de diciembre, Uribe recordó que un reciente reporte de la OMS establece que la pandemia adquiere rostro femenino porque cada minuto una mujer en el mundo adquiere este virus.

Por ello el Censida lanzó la campaña #YoSoyAbigail, dirigida a todas las mujeres sexualmente activas, para promover el uso del condón masculino y femenino en cada relación sexual, al tiempo de eliminar el miedo de realizarse la prueba del VIH.

La campaña será difundida mañana en la Feria Informativa y de Servicios de Diagnóstico, organizada por el Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México, que se llevará a cabo en la estación San Lázaro del Metro.

(Blanca Valadez/México)