Desarrollan en el Cinvestav un kit para detectar tumor maligno

El estudio también puede ayudar a detener la generación de células malignas, así como programar su muerte anticipada en los tumores.
Luis Marat Álvarez Salas, director del Laboratorio de Terapia Génica.
Luis Marat Álvarez Salas, director del Laboratorio de Terapia Génica. (Especial)

México

La detección de cáncer actualmente suele ser en fases avanzadas, cuando es más complejo combatirlo, por lo que un grupo de investigadores del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) trabaja en la creación de un kit para identificar de manera oportuna un tumor maligno, con solo una muestra de sangre.

Luis Marat Álvarez Salas, científico del Cinvestav, estudia desde hace años a los micro-ARN (conocidos también como micro-RNAS, por su sigla en inglés), es decir, moléculas pequeñas de ácido ribonucleico, que son las encargadas de transferir la información genética y en la última década se han descubierto como reguladores maestros de la expresión del ADN.

Los especialistas del centro de investigación —que forma parte del Instituto Politécnico Nacional— se enfocaron en la investigación de ese tipo de moléculas porque, ante la presencia de un tumor maligno, se encuentran alteradas.

La propuesta

De acuerdo con Álvarez Salas, “la propuesta es poner el ácido nucleico extraído de una muestra de tejido la cual nos dé una señal para saber si tiene alguna alteración o no”.

Por lo pronto, acotó el especialista, la investigación está enfocada solo en la detección de cáncer cervicouterino; sin embargo, no descartan que la técnica se pueda adaptar para otro tipo de tumores.

Incluso, en el Laboratorio de Terapia Génica del Departamento de Genética y Biología Molecular del Cinvestav, que es dirigido por Álvarez Salas, el estudio de los micro-ARN va más allá de la detección, pues se busca modificar las células cancerosas para detener su crecimiento descontrolado, evitando el desarrollo de la enfermedad.

Para lograr ese objetivo, el especialista también estudia la manera de intentar llevar la célula anormal hacia una muerte programada (apoptosis), con la finalidad de que no se multiplique y así ya no provoque daño.

“El foco de la investigación es profundizar en la biología molecular de micro-ARN que se encuentran alterados en cáncer cervical y analizar cuál es su función, con el objetivo de crear una terapia dirigida a inhibir su expresión e impedir la progresión de la enfermedad”, aseguró el investigador, pionero en este tipo de trabajo científico en México.

“Hemos estudiado dos micro-ARN describiendo sus blancos moleculares, y actualmente estudiamos otro que, más que un micro-ARN, es un circuito regulador que al parecer está alterado en ciertas células de cáncer cervical, pero necesita mayor investigación, así como el desarrollo de análisis clínicos”, acotó el experto.

Importancia del Micro-ARN

En un tumor canceroso las células adquieren características que no tiene una célula normal, proliferan demasiado, tienen un metabolismo alterado y evaden el sistema inmune, entre otras alteraciones, y en todas éstas hay micro-ARN implicados.

Entonces, la idea de la terapia (génica) en la que trabaja el Cinvestav es impedir que las células sigan desarrollando características anormales mediante la modificación o silenciamiento de la expresión de los micro-ARN claves para el proceso maligno.

Cuando ciertos micro-ARN se expresan de manera diferente en una célula normal se identifican y se toman como blanco para destruir la célula cancerosa; describir esta regulación celular ha permitido completar un esquema de fallas que ocurren cuando una célula normal se transforma en una tumoral.

Además, explicó el especialista, los micro-ARN son silenciadores génicos por excelencia y su función principal es impedir la expresión de los genes asociados a actividades regulatorias.

“Inhiben la traducción de las proteínas, es decir, silencian genes (no necesariamente los prenden o apagan) e intervienen en su capacidad de expresión, con lo cual determinan la realización de su función”, concluyó.

 

Diagnóstico oportuno

De acuerdo con el Incan, la detección del cáncer en México presenta las siguientes estadísticas


128 mil  mexicanos

son diagnosticados con algún tipo de carcinoma

60%

de esos casos son detectados en etapas avanzadas

80 mil pacientes

fallecen por el cáncer en el país anualmente