Desarrolla Japón nuevos deportes de "superhumanos"

La recién constituida Sociedad japonesa de Deportes para Superhumanos aspiran a reinventar la forma de practicar deporte.
Actualmente están en prueba.
Actualmente están en prueba. (Antonio Hermosín/EFE)

Tokio

Nuevos deportes surgen en un laboratorio de Japón con el fin de dejar obsoletas las limitaciones del cuerpo humano a través de la tecnología.

Los investigadores de la recién constituida Sociedad japonesa de Deportes para Superhumanos o S3 aspiran a reinventar la forma de practicar deporte y a convertir sus espectáculos clásicos en una experiencia multisensorial.

“El deporte siempre ha sido una vía para explorar las limitaciones del cuerpo. Nuestro objetivo es aumentar las capacidades con la tecnología”, señaló Masahiko Inami, profesor de la Universidad de Keio, Tokio, y cofundador de S3.

Para cuando Tokio acoja los Juegos Olímpicos de 2020, este equipo prevé organizar unas Olimpiadas de Superhumanos con pruebas a las que se aplicarían insólitos conceptos como la fuerza aumentada, la“tele-existencia o la visión de 360 grados, señaló el científico.

“Queremos crear deportes donde convivan personas y máquinas, nuevas disciplinas adaptadas a la era digital”, señala Inami, conocido por ser el inventor de una capa de camuflaje óptico inspirada en el manga de ciencia ficción Ghost in the Shell.

Su equipo celebrará la primera exhibición de “deportes para superhumanos” en octubre, en el que se verán algunas de las aplicaciones prácticas de las tecnologías que están desarrollando.

Una de ellas son las gafas con visión periférica, probadas en futbolistas para ofrecerles una perspectiva completa del terreno de juego o mejorar la percepción de jugadores con discapacidad.

 S3 también ha desarrollado el sistema tech-tile (mezcla de táctil y tecnología, en inglés), que permite trasladar a otra persona lo que siente un jugador de tenis en su mano al golpear la pelota.

Estos aparatos otorgarán superpoderes a los humanos y permitirá competir en igualdad de condiciones a personas con limitaciones físicas, señaló el investigador.