Dentro y fuera de la SC impera el descontento

Del lunes pasado a este viernes, han tenido lugar una marcha, una demanda y labores bajo protesta hacia la dependencia que encabeza Myriam Vachez.
La Banda del Estado actuó ayer bajo protesta
La Banda del Estado actuó ayer bajo protesta (Mariana Hernández)

Guadalajara

La Secretaría de Cultura de Jalisco vive una semana que se ha caracterizado por las protestas en su contra, ya sea por parte de colectivos artísticos o de personas físicas. Las novedades dentro de este panorama, que comenzó a vislumbrarse el lunes pasado con la aceptación de la demanda del productor y promotor teatral Jorge Díaz Topete, aceptada por el Tribunal de lo Administrativo del Estado de Jalisco, incluyen la marcha que ayer realizaron cerca de cien personas, entre artistas y simpatizantes del movimiento Antorcha Campesina y la audición que la Banda del Estado de Jalisco realizó ayer bajo protesta debido a que, desde principios de febrero pasado, los músicos fueron removidos de su tradicional lugar de ensayo, lidiando con incomodidades y situaciones que complican su ejercicio artístico.

“Estamos trabajando bajo protesta colocando una manta porque las autoridades no están atendiendo las peticiones de que se nos regrese al área original de ensayos que es el Teatro Degollado. Queremos pedirle al señor gobernador que revise el trabajo de los mandos medios de Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado. Si no nos escuchan concientizaremos a la ciudadanía del maltrato del que estamos siendo objeto”, dice Xóchitl Graciano, secretaria general del Sindicato de Servidores Públicos de Secretaría de Cultura, quien agrega que los responsables de este cambio arbitrario son Mario Vargas, director de Recursos Materiales y Mantenimiento de la SC y Edith del Real, administradora del Teatro Degollado.

Victoria Valadez, clarinetista de la Banda del Estado y delegada ante dicho sindicato dice que, en este momento, en el auditorio de la Casa de la Cultura Agustín Yáñez, lugar a donde les removieron “no hay luz para leer las partituras, la acústica es fatal, daña el oído, estamos amontonados. También buscamos aumento salarial”. Federico Palacios, director de la agrupación, quien también se manifiesta insatisfecho con esta situación, coincide con ese relato.

Graciano dice que con esto se afecta a poco menos de 60 músicos de la banda, pero que los problemas no terminan allí ya que Laura Patricia Cortés Sahagún, directora de la Red Estatal de Bibliotecas “hostiga a los trabajadores, no los valora y les sanciona por situaciones que ella misma provoca, en su caso está afectando a cerca de 240 bibliotecarios que se encuentran en todo el estado. También está el caso de las coordinadoras de recursos humanos que, “cometen errores en la elaboración de nombramientos y quieren luego lavarse las manos culpando a gente externa, no aceptan sus errores y perjudican al trabajador”, dice la funcionaria. Al cierre de la edición no fue posible contactar a ningún funcionario de la SC para que explicara su versión de los hechos.

MOVILIZACIÓN DE ARTISTAS Y ANTORCHISTAS

El viernes pasado el Periódico Oficial del Estado de Jalisco dio a conocer el Tabulador de costos de utilización de los espacios públicos destinados a la cultura, renta y servicios anexos, en el que destacan las cuotas “cultural” y “comercial”. Como ejemplo de lo anterior, en el teatro Degollado, la cuota más baja para sesión fotográfica es de 2 mil pesos y la más alta, para una presentación de espectáculo en día festivo, asciende a 87 mil 900 pesos.

La medida causó revuelo entre algunos integrantes de la comunidad cultural, al grado que algunos realizaron ayer una marcha, en la zona cercana al parque de Aranzazú, que es próximo al edificio de la Secretaría de Cultura, ubicado en avenida La Paz y 16 de septiembre.

Martha Morales, directora de teatro, dice que ella y sus colegas rechazan los tabuladores pues temen que éstos den paso a una práctica “discrecional, en la que unos usuarios tendrían más beneficios que otros, en cuestión de pagos”. Agregó que fueron alrededor de cien “los que marcharon, pero quienes entramos a dialogar finalmente fuimos cinco. Como no nos atendió la secretaria –Myriam Vachez Plagnol- repetiremos la acción el próximo lunes”.

Al respecto José Luis Patiño, director general administrativo de SC, quien salió a recibir al contingente dice que  “todo el tiempo estuve buscando que la doctora –Vachez Plagnol- les atendiera, por lo menos por teléfono, pero lamentablemente fue imposible comunicarse con ella en ese momento”, dijo Patiño.

En días pasados, en MILENIO JALISCO, charló con Myriam Vachez, quien, respecto al tabulador, afirmó que éste “`precisa bien claro que, de conformidad con la Ley de Fomento a la Cultura, a los productores de artes escénicas se les eximirá de la renta, además que se buscará que los gastos operativos sean los menos posibles en función de su evento”.

DEMANDA POR PRESUNTAS IRREGULARIDADES EN EL CECA

El 28 de febrero pasado, el Tribunal de lo Administrativo del Estado de Jalisco (TAE), admitió - expediente V-150/2014- la demanda que hizo el teatrista Jorge Díaz Topete en contra de la SC. El demandante afirma que hubo irregularidades en la integración y designación de los nuevos integrantes del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (CECA), que depende de la SC.  

La querella principal se centra en denunciar que los anteriores consejeros terminaban sus funciones el 6 de diciembre pasado, sin embargo, continuaron sesionando y decidiendo “asuntos importantes en febrero de este año”, según dijo Díaz Topete a este diario. Ante tal demanda Patiño comenta que aun no han sido notificados oficialmente y que hasta que no les llegue la notificación se analizará el caso. “Mi propósito es demostrar que la SC está actuando mal y que se invalide todo lo que el CECA haya decidido en las sesiones que ha realizado durante este año”, concluyó el teatrista.