Dedican conferencias a José de la Colina, pero no lo invitan

Se trata de “una torpeza menor dentro de la enorme torpeza, más el fraude, de la dizque Cineteca”, expresa el colaborador de MILENIO.
“No hay de mi parte descortesía ni rechazo”, explicó el literato.
“No hay de mi parte descortesía ni rechazo”, explicó el literato. (Octavio Hoyos)

México

La Cineteca Nacional y la Feria Internacional del Libro (FIL) del Palacio de Minería olvidaron invitar a José de la Colina a un ciclo de conferencias dedicadas a él por su 80 aniversario. Al respecto el colaborador de MILENIO escribió que “es una torpeza menor dentro de la enorme torpeza, más el fraude, de la dizque Cineteca”.

A MILENIO llegó una invitación de la Cineteca para, en el marco de la FIL, asistir el viernes 28 al anuncio del ciclo de conferencias José de la Colina en el cine mexicano, que dará Catherine Bloch Herschell.

Alan Rodríguez, subdirector de prensa de esa institución, explicó a MILENIO que no es un homenaje, y que el acto fue organizado por la FIL, a la que apoyaron en la difusión.

Rubén García, director de Prensa de la FIL, comentó que en el programa de actividades que se diseñó, el escritor José de la Colina no estaba considerado originalmente para que participara: “Nunca lo anunciamos nosotros de manera oficial, porque nada más es una conferencia que la investigadora Catherine Bloch Herschel vino a dar acerca de los escritos de José de la Colina, por sus 80 años”.

Al ser cuestionado si en algún momento se pensó en invitar al autor de Aunque es de noche, García explicó que eso le correspondía a la Cineteca Nacional, porque fue la que organizó la actividad: “Como te comentaba, ellos eran quienes nos tenían que decir quiénes venían. Son las editoriales, en este caso la Cineteca, los que debieron llevarlo, sobre todo porque es una revisión de sus escritos en el cine. No sé si en la invitación dice que iba a estar”.

Agregó que tampoco lo contemplaron porque “el maestro está un poco grande; no es pertinente, según me parece, que pueda asistir a distintos eventos. Realmente son conferencias en su honor”.

A continuación reproducimos la carta que el escritor envió ayer a esta redacción: “Mi amigo y compañero del diario MILENIO, Emiliano Balerini, acaba de avisarme, hoy, a las 16:15 horas del 28 de febrero de 2014, que habrá en la FIL del Palacio de Minería, a las 18:00 horas de este mismo día, un acto dizque dedicado a los 80 años o a mi antigua actividad crítica respecto del cine mexicano. (No sé si la confusión es de la FIL o de la dicha oficina de prensa de la Cineteca Nacional, creo que al final de cuentas no tiene ninguna importancia de dónde provenga.)

“Muchas gracias por la atención, pero se ha perpetrado con una grosera torpeza, pues no ha sido sino hasta ahora, menos de dos horas de la realización del acto, que me entero del mismo, gracias, ya digo, a Balerini, y no me es posible, por cuestiones de urgente trabajo, asistir a él. Quiero entonces dejar claro que no hay de mi parte descortesía ni rechazo, y de paso dar mi opinión acerca de esta torpeza. Se trata de una de tantas torpezas propias de la dirección de la apodada Cineteca Nacional, la cual en realidad no es lo que presume ser. No es sino un cine comercial más, aunque quizá se pretenda de lujo. Como un ejemplo entre muchos: se trata de un conjunto de salas de exhibición en la que no existe ni siquiera una de ellas dedicada, al menos un día a la semana, a exhibir, salvo rara excepción, los filmes realizados antes de los años noventa. ¿Qué tal un biblioteca “nacional” que solo tuviera o diera a leer libros publicados solo a partir de, digamos, 2012? Llamar a ese edificio ‘Cineteca’ (y olvidemos lo de nacional) es sencillamente una estafa.

“El no avisarme, siquiera eso, de un acto en referencia a mí, es una torpeza menor dentro de la enorme torpeza, más el fraude, de la dizque Cineteca. Ese conjunto, que parece una gigantesca prisión, es un cinote de estreno que se pretende, como oí decir a un desfuncionario de la misma ‘institución’, ‘un templo dedicado al Séptimo Arte’”.