Dedican Feria del Libro de Tijuana a Federico Campbell

En su edición 32 este encuentro editorial se ha convertido en la actividad literaria más importante de la ciudad fronteriza.
El local del Fondo de Cultura Económica.
El local del Fondo de Cultura Económica. (Especial)

México

Hace más de tres décadas, cuando este rincón del país no vivía de su fama mediática, cuando la sociedad en general se sentía más cercana a Estados Unidos, un grupo de libreros pensaron en la necesidad de contar con un espacio de difusión que permitiera dar a conocer todo lo que se producía en el ámbito literario en México.

Sabían que lograr que las editoriales viajaran tantos kilómetros sería complicado, por lo cual decidieron sacar sus catálogos a la calle: así fue como nació la Feria del Libro de Tijuana, cuyo desarrollo se ha dado entre subidas y bajadas, pues sí bien regresó al Centro Cultural Tijuana (Cecut), hubo días en los que se colocaba en el estacionamiento de un centro comercial.

Más allá de esos avatares, hay una apuesta por consolidar el espacio, y aun cuando en la actualidad sigan siendo los libreros los que impulsan el pequeño encuentro editorial, ya se pueden esperar algunos cambios, pues el Fondo de Cultura Económica decidió tener presencia en esta ciudad a través de un pequeño stand que muestra parte de sus novedades de forma directa.

La edición 32 de la Feria del Libro de Tijuana tendrá como presencia importante la figura de Federico Campbell, quien hasta antes de su muerte fungía como su presidente honorario; así, se planteó el encuentro como un reconocimiento a su vida y su obra, incluso hay una exposición fotográfica de Norma Patiño en el vestíbulo del Museo de las Californias.

Un homenaje a ex colaborador de MILENIO, “por lo mucho que nos dejó como herencia”, según Jesús Flores Campbell, director del Instituto Municipal de Arte y Cultura de Tijuana.

“En la obra de Campbell siempre estuvo presente Tijuana, su ciudad natal, como evocación incesante: llenó sus páginas de personajes, lugares y recuerdos. Evocamos a Campbell como amigo, como escritor, como ciudadano
y como un hombre de letras al que hay que seguir leyendo y revalorando en lo que significó para nosotros los tijuanenses”.

En la ceremonia de inauguración —en la que estuvo presente el presidente municipal de Tijuana, Jorge Astiazarán—, Flores Campbell dijo que la feria es el programa cultural más antiguo de Tijuana, que llega hasta hoy con la fuerza de la tradición y la novedad. “Una celebración del libro y su cultura, que surge como una iniciativa del gremio de libreros de contar con un espacio de celebración del libro, como un instrumento de difusión cultural y de aprendizaje continuo”.

El encuentro tiene su origen en el interés de los libreros de esta ciudad fronteriza por hacer llegar las publicaciones a un mayor número de personas, al tiempo de demostrar que el oficio tiene una gran importancia tanto en el ámbito comercial como en el cultural, aseguró Vianet Medina, presidenta de la Asociación de Libreros de Tijuana.

Para Pedro Ochoa, director del Cecut, la feria se ha consolidado como la actividad literaria más importante de la ciudad, “que no solo está dirigida a la comunidad literaria o cultural, sino en especial a jóvenes y estudiantes, quienes por el placer de la lectura ejercen a plenitud la imaginación”.

En la feria se tienen previstas más de 300 actividades culturales,  además de la presencia de escritores como Cristina Rivera Garza, Enrique Florescano, David Huerta, Eduardo Antonio Parra y Rodolfo Mendoza.