“Debemos guardar memoria de todos los desaparecidos”

La autora tomó como punto de partida la historia de un joven nicolaíta en "Roy desaparecido", donde aborda la lucha de las familias para encontrar a sus hijos.
El libro de la catalana es publicado por Ediciones B.
El libro de la catalana es publicado por Ediciones B. (Especial)

Monterrey

A partir de una historia, se pueden encontrar los miles de palabras que los desaparecidos de México tienen que contarnos.

En Roy desaparecido (Ediciones B), la escritora catalana Lolita Bosch toma como partida la desaparición del joven nicolaíta, suscitada en enero del 2011, para narrar el fenómeno de la desaparición forzosa en México.

A través de la literatura pero teniendo como base el dato duro que demanda el periodismo, el libro nos muestra testimonios sobre cómo los familiares no se rinden y siguen buscando a sus seres queridos, tal como lo hace incansablemente Letty Hidalgo, madre de Roy, todos los días.

¿La autora se pregunta esto y me parece interesante en recalcarlo, ¿Por qué contar la historia de los desaparecidos, caso por caso, en México?

Porque como dice Diego Osorno: Algún día los muertos del narco serán verdad. Debemos guardar memoria de todos y cada uno de hombres y mujeres que están muriendo y desapareciendo en México. Debemos entender que todas y cada una de esas personas son vidas sagradas y dolores importantísimos que repercuten de manera directa en todos nosotros. Debemos romper la jerarquía de víctimas y entender que el dolor, la impotencia y la tristeza de todas, absolutamente todas las víctimas del país, está quebrando nuestra sociedad.

¿Con qué imagen te quedas de Letty Hidalgo, una mujer incansable que ha sido referente en NL sobre éste tema?

Con el momento en el que trató de calmar a su hijo Roy cuando hablaron por teléfono después de su secuestro. No lo asustó, no se despidió, no lo bendijo. Sino que le dijo que se calmara, que contara con ella, que todo iba a estar bien. Ése, me parece un acto de amor y de generosidad impresionantes.

 ¿Cómo fue el proceso de escritura del libro?

La literatura es empática, es lenta y es curiosa. Y creo que con la frase de “le pidieron a su mamá que eligiera entre dos hijos” nuestra única respuesta posible es la incredulidad. No sabemos cómo entender situaciones así y sin duda la literatura puede y debe ayudarnos.

¿Por qué “nos vale” el tema?

No nos vale. Les vale a algunos. Pero en ocasiones esas personas que no hacen nada también están amenazadas, también son víctimas de situaciones sociales injustísimas, también son ignorantes, también sienten que no sirven para nada más, también están solos. La actitud valemadrista, por otro lado, creo que a veces responde a la necesidad de alejarnos de tanta brutalidad o al clasismo insoportable de pensar que eso le ocurre a la gente que no es como tú, que tú estás a salvo porque tienes conectes o lana o modos de irte.

Al final incluyes una entrevista con Richi, ¿por qué decidiste incluirlo?

Porque su situación me parece alucinante. Su hermano se entregó para salvarlo, ha visto a su madre defender durante cuatro años su derecho de encontrar a Roy, ha visto su vida relegada a un segundo plano porque él mismo dice que antes que nada va Roy. Ha vivido el terror, el odio, el amor y la certeza. Y puede enseñarnos muchas, muchas cosas que hoy en México necesitamos entender para volvernos a sentir en casa. Sirva como ejemplo la respuesta a mi pregunta qué es el miedo. El miedo, me dijo Richi, es el amor a los demás.